Pese a haber obtenido aumentos en el orden del 3000% durante el gobierno de Mauricio Macri, a partir del congelamiento tarifario que ya lleva dos años muchas empresas distribuidoras de electricidad han dejado de pagar la energía que le compran a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), la empresa mixta que administra los flujos eléctricos del país.

Ahora, según establece la Resolución 371/2021 firmada por el secretario de Energía, Darío Martínez, las empresas con deudas con Cammesa al 30 de setiembre de 2020 podrán regularizarlas en un período de hasta cinco años, con un semestre de gracia y una tasa de interés que es la mitad de la que se aplica para actualizaciones en  el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM).

A esa fecha, las deudas de las distribuidoras con Cammesa ascendía a $ 137 mil millones. Las máximas deudoras de ese listado son Edenor, con $ 16 mil millones; Edesur, con $ 14 mil millones, y la estatal santafesina EPE, con $ 12 mil millones.

Esta resolución también otorga créditos que compensan a las distribuidoras eléctricas de todo el país por el congelamiento tarifario implementado por el gobierno de Alberto Fernández, primero con la Ley de Solidaridad Social, de diciembre de 2019, y después con la inmovilidad tarifaria, desde marzo hasta diciembre de 2020, en respuesta a la pandemia de Covid-19.

En ese sentido, la Resolución 371 es la consecuencia del artículo 87 de la Ley de Presupuesto 2021, que planteó la condonación de hasta un tercio de la deuda acumulada por cada distribuidora con Cammesa.

Para las distribuidoras sin deudas, la Resolución 371 establece que accederán a un régimen de créditos que podrán emplear en el pago de hasta el 30% de la factura mensual por la energía que el compran a Cammesa. Son 18 las distribuidoras sin estas obligaciones. De estas, 13 son cooperativas, tres son provinciales y apenas dos están en manos privadas, sobre un total de 16 sociedades anónimas.

Pero hay problemas con la implementación de estos créditos. José Álvarez, presidente de la Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas (FACE), le dijo a Tiempo que “la fuerte decisión del gobierno nacional, de los diputados y senadores, en incluir en el artículo 87 del Presupuesto Nacional 2021 las correcciones económicas para contener las pérdidas por el congelamiento, está teniendo en los últimos días algunos traspiés que no deberíamos tener. Estamos en contacto con el secretario de Energía, Darío Martínez, y esperamos que se pueda resolver”.

Actualización

Al 30 de abril, las deudas de las distribuidoras con Cammesa supera los $ 177 mil millones. La de Edesur se incrementó a más de $ 24 mil millones, mientras que la de Edenor superó los $ 18 mil millones. La de EPE Santa Fe se mantuvo en los $ 12 mil millones, mientras que la de la estatal chaqueña Secheep y la privada mendocina Edemsa alcanzaron los $ 11 mil millones cada una.

Estas deudas no son absorbidas por las empresas generadoras de energía (que en algunos casos forman grupos empresarios con las distribuidoras más importantes), sino por el Estado a través de Cammesa.

Pero se trata de un esquema muy oneroso para el Estado. Según un informe del Instituto Mosconi, Cammesa necesitó $ 71 mil millones durante el primer trimestre -que entregó a las generadoras eléctricas- para compensar la falta de pago de las distribuidoras, con una suba del 184,9% interanual. Ese dinero quedó asignado como “subsidios”.

Gas: subas del 6 al 7%
Si bien no fue confirmado de manera oficial, los aumentos en las boletas de gas serán de entre 6 y 7 por ciento. El interventor en el Enargas, Federico Bernal, aseguró en una reciente entrevista que “los nuevos cuadros tarifarios de transición serán oficializados” a fin de este mes. Sin embargo, fuentes oficiales dijeron a Tiempo que todavía no está confirmado que la resolución salga durante mayo.
Bernal explicó que el incremento se notará en las boletas a partir de julio. “Si la tarifa de transición entra a regir en la semana del 24 de mayo, contemplando el tiempo entre lecturas, más unos 15 días hasta que el usuario recibe esa factura, sabiendo además que el consumo facturado es del bimestre anterior, el impacto se estará registrando a partir de julio”, estimó.
El aumento solo sería para la parte que remunera a las distribuidoras de gas, mientras que para las transportistas la tarifa seguirá congelada por seis meses más. Respecto de la producción de gas, la Secretaría de Energía quiere un aumento total de 30%, pero está discutido. Gas: subas del 6 al 7%
Si bien no fue confirmado de manera oficial, los aumentos en las boletas de gas serán de entre 6 y 7 por ciento. El interventor en el Enargas, Federico Bernal, aseguró en una reciente entrevista que “los nuevos cuadros tarifarios de transición serán oficializados” a fin de este mes. Sin embargo, fuentes oficiales dijeron a Tiempo que todavía no está confirmado que la resolución salga durante mayo.
Bernal explicó que el incremento se notará en las boletas a partir de julio. “Si la tarifa de transición entra a regir en la semana del 24 de mayo, contemplando el tiempo entre lecturas, más unos 15 días hasta que el usuario recibe esa factura, sabiendo además que el consumo facturado es del bimestre anterior, el impacto se estará registrando a partir de julio”, estimó.
El aumento solo sería para la parte que remunera a las distribuidoras de gas, mientras que para las transportistas la tarifa seguirá congelada por seis meses más. Respecto de la producción de gas, la Secretaría de Energía quiere un aumento total de 30%, pero está discutido.