El Indice de Precios Internos al por Mayor (IPIM) del Indec arrojó en julio un aumento del 2,2% en el séptimo mes del año con mayor incidencia de los productos nacionales, que subieron 2,3%, y menor impacto de los importados, que marcaron un incremento del 1,6%.

El indicador mide los precios a los que los productores e importadores venden sus productos en el mercado interno incluyendo la carga impositiva, por lo que sirve como referencia para anticipar la inflación minorista del mes que viene.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El IPIM acumuló un aumento del 63% desde julio de 2020 y acumuló un 32,7% de suba en los siete meses de 2021.

Entre los productos primarios que más subieron figuran los minerales no metalíferos con un salto del 7,7%; y los productos pesqueros, con un 4,6% de aumentos. Los productos agropecuarios bajaron 1,8% por la moderación internacional de los commodities; y el rubro petróleo, crudo y gas disminuyó 1,9% influenciado por una baja del Petróleo Brent aunque este aumento no afectó los precios de los refinados de petróleo.

Entre los manufacturados, resaltaron muebles y otros, con un 8,6%; productos de cueros, marroquinería y calzado, con un 6,2%; Impresiones, reproducciones de grabaciones, con un 5,2%.

El aumento de julio es menor que el que se registró en el mes anterior (3,1%), lo que da cuenta de una desaceleración de los registros mensuales de inflación a partir del mes que viene.

No obstante, en el acumulado 2021 los precios superan ampliamente la inflación, que según el último registro oficial fue del 29,1% entre enero y julio.

Se destacaron los productos refinados del petróleo con un 52,1%; la industria maderera con 46,6%; la energía eléctrica con un 45,1%; y productos de caucho y plástico con un salto del 42,7%.