El gobierno recibió este jueves en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada a líderes empresariales en el marco de la mesa de diálogo que impulsa el gobierno nacional para generar acuerdos sobre precios y salarios.

La convocatoria tiene lugar luego de que este miércoles se reunieran con representantes sindicales, a quienes el gobierno garantizó que las paritarias se negociarán “sin techo”. El reclamo de los sindicatos fue que se ponga el foco en el control a los formadores de precios.

Cafiero tuvo a su cargo la apertura de la reunión, y señaló que “no existe una sociedad que se realice sólo desde el Estado, pero tampoco una que se realice sólo desde el mercado”. “Teniendo en cuenta la pandemia y el estado de situación, lo que queremos es establecer un acuerdo político y social entre los distintos sectores de la sociedad. Por eso esta convocatoria”, agregó.

...
(Foto: Presidencia)


La llegada de los empresarios se dio en un clima de casi total hermetismo y la mayoría se excusó de hacer declaraciones a la prensa. Sólo Daniel Funes de Rioja -presidente de la Copal y dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA)- respondió a las consultas: dijo que el diálogo con el Gobierno “es muy importante” para buscar una “estabilidad macroeconómica” que detenga la “espiral” inflacionaria, y afirmó que nada de eso se consiguió durante el Gobierno de Mauricio Macri.

Minutos antes de ingresar, el empresario de la industria de alimentos afirmó que “sin el crecimiento del sector privado, ningún país se recupera y crece”, y remarcó que ningún empresario quiere inflación.

“Este país necesita no sólo recuperarse, necesita crecer y generar empleo. Todo eso se da en un marco de estabilidad macroeconómica y nosotros no queremos la inflación”, dijo.

...
(Foto: Presidencia)

Consultado por la prensa sobre cómo había sido el desempeño económico durante el macrismo, Funes de Rioja estimó que si ese Gobierno hubiera alcanzado la estabilidad “no se estaría discutiendo hoy”.

Respecto de los señalamientos realizados por los líderes sindicales contra los formadores de precios, comentó que la inflación no tiene un solo origen, y que “el año pasado los alimentos procesados tuvieron los precios congelados, subieron entre 4 y 10% y la inflación fue de 36”.

La reunión con los empresarios comenzó a las 11 y por parte del Gobierno están el jefe de Gabinete; a los ministros de Economía, Martín Guzmán, de Producción, Matías Kulfas, y de Trabajo, Claudio Moroni; al presidente del Banco Central, Miguel Pesce; a la titular de la Administración Federal de Ingresos Püblicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, y a la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco.

Entre los empresarios invitados figuran Luis Pagani, titular de Arcor; Luis Pérez Companc, de Molinos Río de la Plata; Jean Carlo Aubry, de Nestlé; Karla Schlieper, de Mondelez; Juan Garibaldi, de Danone; Miguel Acevedo, de Aceitera General Deheza; Teodoro Karagozian, de TN Platex; Mario Ravettino, de ABC; Joaquín de Grazia, de Granja Tres Arroyos; Claudio Drescher, de Jazmín Chebar; Alberto Álvarez Saavedra, de Gador; Hugo Sigman, de ELEA; Daniel Herrero, de Toyota y Laura Barnator, de Unilever.

También están Gabriela Bardín, de Procter & Gamble; Carlos Blaquier, de Ledesma; Martín Ticinese, de Cervecería Quilmes; Rubén Chernajowsky, de Newsan; Alfredo Coto, de COTO; Paolo Rocca, de Ternium; Everton Negresiolo, de Acindar; Javier Madanes Quintanilla, de Aluar; Sergio Faifman, de Loma Negra; Guillermo Mausel, de Solvay Indupa; Diego Ordoñez, de Dow Química; Humberto Cattorini, de Rigolleau; Javier Quel, de Tetrapak; Sergio Affronti, de YPF; Pablo Ruival, de Arauco; Christophe Dumont, de Monsanto / Bayer; Diego Pino, de Transclor; Martín Castro, de Bridgestone e Iván Szczech, de la Cámara de la Construcción.