Los sindicatos docentes enrolados en la CGT emitieron un comunicado conjunto en el que solicitaron la urgente convocatoria a la paritaria nacional docente que se encuentra en un cuarto intermedio luego de la primera reunión desarrollada en la última semana del mes de enero.

Se trata de AMET, CEA y UDA que se lamentaron porque la ausencia de una nueva convocatoria “dilata las negociaciones provinciales llevándolas al límite del inicio de clases”. Los dirigentes expresaron su malestar con el ministro de Educación Nicolás Trotta: “no entendemos la demora en la convocatoria”, señalaron. Por ese motivo adelantaron que “no somos responsables si la mentada dilación afecta las negociaciones jurisdiccionales y el normal inicio de clases”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Las declaraciones de los sindicatos de base docentes que revistan en la CGT contrasta con la actitud del principal gremio docente nacional, CTERA, liderado por Sonia Alesso y que se encuentra enrolado en la CTA liderada por el también docente Hugo Yasky. La entidad, si bien manifestó la necesidad de dar continuidad al proceso de discusión paritaria en ningún momento siquiera sugirió la posibilidad de que se produzca un no inicio de clases.

El propio Yasky, además, coincidió con la orientación del gobierno cuando dijo que “las cláusulas gatillo son un mecanismo claramente indexatorio que genera inflación”.

Por su parte, el ministro Nicolás Trotta, en declaraciones en Crónica HD, adelantó que la reunión se podría realizar este jueves y que las negociaciones están “bien encaminadas” a partir de que “todos somos conscientes de realizar el mayor esfuerzo”.