Las empresas privadas comienzan a reaccionar ante la decisión del Banco Central de limitar la entrega de dólares destinados al pago de sus deudas financieras. Este miércoles se conoció el caso de la firma Inversiones y Representaciones SA, conocida por su sigla IRSA, que anunció que presentará a sus acreedores una propuesta de reestructuración de su deuda en dólares por U$S 181 millones con vencimiento el próximo 15 de noviembre.

Según voceros de la empresa, ya hay negociaciones abiertas con los acreedores a fin de avanzar en ese sentido.

IRSA dio a conocer esta situación casi en simultáneo con la reunión que mantuvo la cúpula de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) con Miguel Pesce, el titular del BCRA. El principal accionista de IRSA, Eduardo Elsztain, participó del encuentro virtual, cuyo eje fue, justamente, la falta de divisas para asegurar el pago de la deuda privada.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

También podés leer: Empresas buscan resolver vencimientos de deuda por 1253 millones de dólares

Pesce defendió los términos de la comunicación A que plantea una renegociación de esas deudas y cuya resultante deberá incluir un monto neto de acceso al mercado de cambios que no supere el 40% del monto de capital que vencía y, para el resto, una prórroga de pagos de al menos dos años.

Del lado de AEA, que agrupa a los empresarios más poderosos de la Argentina, plantearon la preocupación con esta decisión. “Ninguno de los empresarios dijo que estaba de acuerdo”, le detalló a Tiempo una fuente con conocimiento de lo charlado en el encuentro.

La falta de un entendimiento mutuo al respecto abre interrogantes sobre la posibilidad de que esta norma del BCRA sobreviva en el tiempo. Los empresarios quedaron en pensar “escenarios” y “alternativas” pero lo que quieren es que el Central amplíe la cantidad de dólares para pagar sus deudas.

La cantidad de empresarios que participó del zoom es también un dato. Estuvieron Jaime Campos (presidente de AEA), Luis A. Pagani (Arcor), Horst Paulmann (Cencosud), Aldo Roggio, Paolo Rocca (Organización Techint), José Cartellone, Eduardo Elsztain (IRSA), Martín Brandi (Petroquímica Comodoro Rivadavia) y Daniel Herrero (Toyota), Marcos Galperín (Mercado Libre), Martín Migoya (Globant), Sebastián Bagó (Laboratorios Bagó), Cristiano Rattazzi (FCA Argentina); Federico Braun (La Anónima); Alberto Grimoldi (Grimoldi) y Enrique Cristofani (Banco Santander).

Endeudados

En total, unas 30 empresas que poseen deudas en obligaciones negociables por unos U$S 1253 millones son las que se encuentran alcanzadas por las nuevas medidas del BCRA, según un informe elaborado por Moody’s. En esa nómina figuran YPF, Banco Hipotecario, IRSA, Cresud, Genneia, Petroquímica Comodoro Rivadavia, John Deere, Grupo Albanesi, Plaza Logística y Aes Argentina Generación.

Actualmente, Banco Hipotecario tiene abierto un proceso de reestructuración de deuda por U$S 279 millones, cuyo canje permanecerá abierto hasta el próximo 5 de octubre.