El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) publicó los valores de la Canasta Básica Total (CBT) y Alimentaria (CBA) de junio. La CBT aumentó un 1,7 por ciento con respecto a mayo y la CBA, un 0,9%. En ambos casos, la variación fue menor a la inflación general, que en junio fue del 2,2%.

En los últimos 12 meses, la canasta que se utiliza para medir la pobreza (CBT) aumentó un 40,7% y la que usa para medir la indigencia (CBA), un 45,3%. La inflación general del período fue del 42,8%. En lo que va del año, la CBT subió un 12,4% y la CBA, un 15,7%. La suba general de precios del semestre fue del 13,6%. Dicho de otro modo, si bien la inflación general estuvo por debajo de la canasta de pobreza, estuvo por encima de la de indigencia.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Medido en pesos, una persona necesita reunir en el mes $ 14.178 para no ser pobre y $ 5.835 para no ser indigente. A nivel familiar, un hogar compuesto por 4 integrantes (dos adultos y dos menores) necesita $ 43.811 para no caer en la pobreza y $ 18.029 para no caer en la indigencia.

En el mismo sentido, una familia compuesto por una jefa de hogar, una jubilada y una menor necesita $ 34.878 para no ser pobre y $ 14.353 para no ser indigente. En tanto, una familia compuesta por dos adultos y tres menores necesita $ 46.079 para no ser pobre y $ 18.963 para no ser indigente.