Este año la pandemia obligó a agudizar el ingenio, pero el Festival Temporada Alta en Buenos Aires ya tiene su novena edición consecutiva. La propuesta de este año incluye obras que se podrán ver vía streaming, otras de manera presencial, algunas para un solo espectador y otras con aforo reducido, proyecciones audiovisuales y experiencias a través de audioguía. Aademás de piezas argentinas, el encuentro ofrecerá propuestas de Cataluña (socio fundador del festival), Francia, Chile y México. También habrá un torneo de dramaturgia transatlántico (un mano a mano de dos obras, un duelo que se convirtió en lo preferido de los habitúes de este encuentro de teatro independiente) y charlas con compañías artísticas a través de distintos canales digitales.

En el campo audiovisual Chile ofrecerá Mirando fijo algo que explota, un mediometraje inspirado en el estallido social en Chile durante octubre de 2019; y Contagio creativo, una obra de danza. De México se podrá ver Proyecto Mujeres y Cuando todos pensaban que habíamos desaparecido, proyectos mixtos con integrantes argentinos y mexicanos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los creadores argentinos ofrecerán en vivo y con presencia de público Imprenteros en la sala de calle México, sede central de Timbre 4; mientras que por Francia, se proyectará la pieza audiovisual Lettres du continent, de Virginie Dupray; y Les impasse, un dispositivo coreográfico muy dinámico creado durante una de las cuarentenas del país galo.

Desde Cataluña, por su parte, llegan propuestas interesantes como una pieza para escuchar llamada Audioguía para supermercado en tiempo de pandemia; una experiencia escénica para un único espectador llamada Se respira en el jardín como en un bosque; y,  a través de Zoom, las representaciones del reconocido cuento de Franz Kafka Informe para una academia y otra pieza llamada Otra Psicosis, creada por Julie Nioche.

“Obvio que la pandemia nos obligó a trabajar en una propuesta diferentes. Dialogamos mucho con la gente del Festival Temporada Alta de Girona, nuestro socio organizador, y conforme fuimos viendo que muchos proyectos que de manera presencial no se iban a poder implementar, fuimos  dando lugar a una curaduría que estuviese más ligada con la posibilidad a la distancia, o adaptaciones a Zoom.  Todo porque muchos artistas tampoco podrían viajar”, comenta Mónica Acevedo, coordinadora artística del festival.

Para ella se buscó  como siempre tener un criterio de selección que emparente a todos en el espíritu de búsqueda y experimentación: “El teatro independiente es distinto en todo el mundo. Pero hay algo que está presente en todas las obras. Este año logramos un surtido de propuestas que están posicionadas en un nivel de reflexión sobre los desafíos que impone este momento del planeta. Todos de alguna u otra manera siguieron explorando las líneas de investigación a pasar de la situación reinante.  Es fue el eje que nos ha guiado para esta edición. Todo lo tuvimos que adaptar a las posibilidades que tenemos”.

“Para nosotros es un ejercicio de resistencia sostener el festival, para poder defender juntos  y con toda la fuerza la creación independiente y el amor al teatro. Tenemos en Timbre 4 un compromiso con la cultura, la creación y también con el público, que es fundamental para nosotros. El último año nos dimos cuenta de lo que hace falta el encuentro, los vínculos y las reflexiones que se desatan en una obra. Queremos que no se venga abajo el lado creativo, sino que se fortalezca para continuar la senda del arte como principal herramienta  para luchar”, concluye Acevedo.


Festival Temporada Alta.  Novena edición consecutiva de este encuentro que contará con trabajos artísticos de Cataluña, México, Chile, Francia y Argentina. La programación incluye, por primera vez, formatos audiovisuales y charlas. Hasta al 21 de febrero. Más información en www.temporadaaltaenbuenosaires.com