Son exitosos en el cine y la música respectivamente, pero ahora incursionan también en las artes plásticas: Brad Pitt y el músico Nick Cave debutaron pocos días atrás como escultores, sumando además al artista británico Thomas Houseago para una exposición conjunta en el Museo de Arte Sara Hilden de Tampere, Finlandia.

Lo sorprendente es que los tres asistieron a la inauguración de la muestra, algo que no esperaban en el país nórdico ya que no se había anunciado su participación para la apertura. En ese contexto, Pitt se expresó sobre esta nueva etapa en su vida, personal y creativa, ante la señal de televisión finlandesa YLE: “Hice un inventario radical de mí mismo y me puse a pensar en el daño que le hecho a los demás, y en los momentos en los que, sencillamente, me equivoqué en el pasado».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entre la variedad de obras expuestas, se destaca de manera notoria la primera creación del actor norteamericano, quien se animó a la escultura después de su resonado divorcio de la actriz Angelina Jolie, en 2017. House a Go Go, tal el nombre de la obra, es una casa en miniatura formada por bloques de madera que Pitt encontró desechados, y que modeló, justamente, en el hogar de su amigo Thomas Houseago en California. Los otros trabajos presentados en la muestra por Pitt incluyen un gran panel de yeso con un ataúd de bronce, en alusión a un tiroteo, del que emergen diferentes partes del cuerpo humano que tratan de salir del encierro.

Por su parte, el australiano Nick Cave se presentó como escultor con una serie compuesta por 17 figuras, todas de cerámica vidriada, hechas a mano, pintadas y esmaltadas entre el año 2020 y los últimos seis meses de 2022. La obra se titula The devil – A life (que podría traducirse como El diablo, una vida), y en su encuentro con la mencionada cadena de tevé, comentó: “Quería hacer un diablo porque era rojo. Eventualmente, decidí hacer la historia de la vida del mismo diablo. Personalmente, hablo de algo sobre la idea del perdón, o la necesidad de ser perdonado. Es un trabajo muy personal para mí”. Tanto el trabajo de Brad Pitt como el de Nick Cave y Thomas Household permanecerán en el museo finlandés hasta el 15 de enero de 2023.