Hambre de poder

Biopic del creador de McDonald’s, o mejor dicho, de quien finalmente se quedó con la marca. Él es Ray Kroc, el vendedor que convirtió el innovador restaurante de comida rápida de los hermanos Richard y Maurice McDonald’s, en el fabuloso negocio que conocemos hoy: la cadena de restaurantes más grande del mundo. Lo que guiaba a Kroc (nuestro héroe Michael Keaton) no era hacer la mejor hamburguesa, como se ve en el film que le interesaba a los hermanos, sino la ambición, que guió sus acciones más crueles. Los McDonald no pretendían más que ser la mejor hamburguesa de su localidad, San Bernardino, California, como mucho. Pero estimando cómo se facturaba y la cola de gente que había, en sus ojos se dibujó el símbolo de los dólares. Una película con poca contemplaciones sobre la figura que hizo grande a McDonald’s, y en buena medida, sobre cómo se hace el sueño americano.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Disponible en HBO Max, Apple iTunes y Google Play Movies



Spider-Man: De regreso a casa

En esta versión de 2017, el joven Peter Parker consigue equilibrar su vida como estudiante de secundario: es uno más en su colegio de Queens. Pero los adolescentes, ya sea por acción (es decir, destacando) u omisión (que nadie sepa de su existencia) no quieren ser uno más. Aunque no todos tienen una tía como May Parker (Marisa Tomei) ni un tutor de atenta mirada como su mentor, Tony Stark. Así que a Peter le va todo más o menos bien, hasta que su feliz rutina se ve interrumpida por Buitre, un villano que en la vida común es Adrian Toomes (Michael Keaton), un ingeniero eléctrico que fue despedido en desagradables circunstancias de su trabajo. Vuelve por venganza, configurando un gran villano al que el actor que nos ocupa le presta todo su talento.

Disponible en Netflix, Disney Plus y Google Play Movies.



En primera plana

Ganadora de dos Oscar de la Academia de Hollywood -mejor película y guión original-, este meticuloso film de 2015 cuenta la sorprendente historia real de cómo el diario Boston Globe descubrió un escándalo de abuso infantil masivo dentro de una Arquidiócesis católica. El hecho que sacudió a la muy religiosa comunidad de Boston y a toda la grey, tiene a Michael Keaton como a uno de los periodistas que formó parte del equipo que al que el periódico encargó la tarea de reconstruir la historia, y con la mayor precisión posible, ya que se trataba de un tema sumamente delicado. Completan un elenco impecable Mark Ruffalo, Rachel McAdams y Liev Schreiber.

Disponible en Google Play Movies y Apple iTunes.

Birdman

Esta es la gran comedia oscura que llevó a la fama a Alejandro G. Iñárritu. Aquí, Michael Keaton interpreta a un actor harto de fracasar, lidiando junto a un grupo de adictos a la fama mientras intenta montar una obra de teatro en la que se juega todo lo que queda de su carrea. Entre esos neuróticos personajes del mundo del espectáculo están los que encarnan magistralmente Edward Norton y Naomi Watts, y también es crucial la difícil relación del protagonista con su hija, encarnada por Emma Stone. Birdman muestra como un espejo brillante la obsesión de quienes suben a un escenario para conseguir la gloria, pero terminan logrando la nada. En el medio, el jazz y la velocidad de los planos construyen una dinámica notable que da como resultado una especie de penosa hilaridad. Este film de 2014 protagonizado por Michael Keaton fue nominado a nueve premios Oscar y consiguió cuatro, entre ellos como mejor película y mejor director.

Disponible en Amazon Prime Video.


Batman

La otra que hizo de Keaton un actor fiable. Y dicen que nadie lo quería como Batman -ni siquiera la productora y la dirección de casting-, excepto Tim Burton, quien ya había descubierto de lo que era capaz en Beetlejuice. Sin embargo, dicen que, además de eso, en la elección de Burton pesó también el porte del actor: su físico daba justo la talla. Y hay que decirlo también, hoy, a la distancia, cuando se lo tiene visto en tantas películas, a Keaton le sienta muy bien eso de ser un millonario introvertido (y si es por un trauma infantil, mejor). Su frase “I’m Batman” se hizo famosa en todo el mundo, y cuenta la leyenda que le pertenece: el guión decía “I’m the night”. Sea o no su acierto, y sin ser tan famoso como aquel “Hasta la vista, baby”, lo cierto es que el Batman de Burton y Keaton hizo confiar al público de que ahí había un personaje a seguir, y a su manera, querer.

Disponible en HBO Max, en Google Play Movies y Apple iTunes