En el stand argentino de la Feria Internacional de Turismo (FITUR 2023), que se desarrolla hasta hoy en Madrid, sobresale una réplica de la Copa del Mundo. Los visitantes pasan, sonríen, se sacan fotos con ella. Hay un concepto que repiten los operadores, y que le llegó al ministro de Turismo de la Nación: el país está de moda. «Tenemos que tener la capacidad para sacar el provecho necesario a lo que está pasando con Argentina y que eso se traduzca en más extranjeros visitando nuestro país», resalta Matías Lammens.

En Turismo los números son claves. En lo que va de enero ingresaron 450 mil turistas extranjeros (un 80% que antes del coronavirus) quienes gastaron 400 millones de dólares. Desde la cartera turística remarcaron a Tiempo que los gastos «ya están en los mismos niveles de la prepandemia».

Proyectan entre 1.750.000 y 2.000.000 de turistas extranjeros para toda la temporada veraniega, con un saldo de 1600 a 1750 U$S millones.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Si bien con la disparada del dólar blue se habló del efecto de los visitantes internacionales, en el Ministerio enfatizan que son más los dólares que ellos dejan al país respecto a los que demandan. «El turismo está generando muchos dólares para la Argentina y en este primer semestre los números van a ser espectaculares. Debemos lograr un equilibrio y que el ingreso de extranjeros no se amesete», remarca desde Madrid a este diario Andrés Deya, presidente de la Federación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo.

Brasil, Estados Unidos, Uruguay, Chile y Paraguay son los cinco países que aportan más visitantes, aunque España, Italia y Alemania vienen creciendo y se ubican entre los primeros diez. En este marco, Aerolíneas Argentinas anunció el incremento de las frecuencias aéreas desde Roma y Madrid hacia Buenos Aires. «Hay que apostarle al presente. Ya superamos el nivel de prepandemia en cuanto a pasajeros y cantidad de vuelos», resalta el secretario de Turismo de San Carlos de Bariloche, Gastón Burlon.

En enero ingresaron más estadounidenses, canadienses y uruguayos que en el mismo mes de 2019 y 2020. «En 2022 conseguimos que el turismo interno creciera por encima de la prepandemia. No hubo temporada baja –destaca Lammens–. Ahora el gran desafío es recuperar en su totalidad la cantidad de turistas extranjeros que teníamos en 2019».

La Organización Mundial de Turismo proyecta la plena recuperación del turismo mundial para el 2025. Las autoridades argentinas buscan cumplir ese objetivo en 2023: «el año pasado tuvimos una muy fuerte recuperación del turismo receptivo, liderando junto a Colombia los números de la región, con un 75% de los turistas de prepandemia y el 90% del gasto», plantea el titular de la cartera. Y enfatiza: «este va a ser el año del turismo internacional, muy motorizado por los visitantes brasileños, uruguayos, chilenos y estadounidenses. Estamos convencidos de que en 2023 el sector se va a consolidar como un motor clave del desarrollo económico de nuestro país».

Ciudad de Buenos Aires, Bariloche, Calafate, Ushuaia, Mendoza e Iguazú son los destinos más elegidos. En El Calafate tienen 90% de ocupación, diez puntos por encima del mismo período del 2022. La mitad suelen ser extranjeros. Ushuaia, por donde ya pasaron 13 cruceros en un solo fin de semana, registra 83%, muy alto para el verano. La estacionalidad está dejando de ser un factor. Y se vive otra característica: los turistas extranjeros también visitan la Costa Atlántica. Sobre todo europeos: llegaron de Alemania, Francia, Países Bajos, Rusia, Suiza e incluso Ucrania. En esta búsqueda de diversificar los sitios, el país recibió en Madrid otra grata noticia: el programa nacional 50 Destinos obtuvo el premio a la Excelencia por parte de la FITUR 2023.

«Los turistas internacionales compran experiencia: maridajes, degustaciones de tés o yerba mate, visitas a comunidades guaraníes o ir a comer al campo. El nacional hace más compras en comercios», comenta Patricia Durán Vaca de la empresa turística Cuenca del Plata de Puerto Iguazú, y presidenta de la Asociación Argentina de Organizadores y Proveedores de Exposiciones, Congresos, Eventos y Burós de Convenciones (AOCA). Y completa: «Si se dan las dos conjunciones de mayor cantidad de vuelos con una tarifa atractiva, Argentina se llena; porque ya de por sí hoy es un país al que todo el mundo quiere ir. Ha sido uno de los stands más visitados». «

Glaciar Perito Moreno, lugar elegido durante todo el año por turistas extranjeros.
Foto: Gentileza Sofía Barrere
Destinos que sorprenden

A nivel local, las y los argentinos también están viajando. Y mucho. La Costa Atlántica es la región más elegida, con números superiores al año pasado. En Pinamar la ocupación de la primera quincena de enero promedió el 92,5%. En las sierras cordobesas el gasto promedio rondó los $ 14 mil. Un dato es cómo se va perdiendo la estacionalidad. Destinos que se relacionan a otras épocas del año, como Tucumán, Santa Cruz y Santiago del Estero, están llenos en verano. Hay otro que sigue sorprendiendo por su crecimiento: el litoral entrerriano. Allí ya arribaron 400 mil turistas. Colón (95% de ocupación), Federación (98%) y Gualeguaychú (99%) se destacan.