Comienza el mes y llega otro avión con 1.673.000 dosis de AstraZeneca. Los vuelos ya no tienen la prensa de los primeros tiempos, las vacunas no se tradujeron en votos, pero la campaña de vacunación más grande de la historia sigue con sus resultados en números. La Argentina superó las 70 millones de dosis, y con la aplicación masiva a menores que comenzará este mes, tras la aprobación de la Anmat para el uso de Sinopharm, se aspira a terminar octubre con un 78% de la población con al menos una dosis, índice similar al de Chile o España, y superior a la mayoría de Europa y EE UU.

Ya se vacunó al 65,6% (29,6 millones de personas), y al 49,9% con dos dosis. Al 1° de agosto, eran siete millones los vacunados con esquema completo. Dos meses después, son 22,38 millones. Como apuntó el bioquímico y analista de datos Santiago Olszevicki, “de las personas aún no vacunadas, el 79% son menores”. En adultos, se podría sumar un millón más, en el mejor de los casos. El resto ya tiene decidido no vacunarse.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Para llegar al 78%, la Argentina debería vacunar a alrededor de 6,3 millones de habitantes, la mitad de las vacunas que se administraron en julio, el mes récord con 12 millones de aplicaciones. El desafío es doble: además de los menores, también hay 7 millones de adultos que aún esperan completar esquemas. Desde el Ministerio de Salud de la Nación aclararon a este diario que incluso teniendo todas las dosis no significa que pueda cubrírselos en octubre: “Ocurre que no todos cumplieron el plazo para recibir la segunda dosis. No se vacuna antes de las 12 semanas con Sputnik ni antes de las 8 con AstraZeneca”.

El avance vendrá por los menores. Hay en el país unos 11 millones de chicos de entre 3 y 17 años para vacunar, de los cuales 5 millones son adolescentes. De ellos, 700 mil ya fueron inmunizados. El gobierno piensa destinar Pfizer a adolescentes y Sinopharm a los menores de 12. De la vacuna norteamericana llegarán 7.200.000 dosis entre el 4 y el 27 de octubre. Y se avanza en un nuevo contrato con Pfizer y Moderna por otros 20 millones, aunque como refuerzo para poblaciones de riesgo. De Sinopharm hay casi 10 millones en stock y se sumará “entre el 4 y el 11 de octubre un lote de 1,5 millón más y otro de 1,6 millones, con lo que se completarán 12 millones de dosis a fin de este mes”, afirmó la ministra Carla Vizzotti.

La Provincia de Buenos Aires ya abrió la inscripción para anotar a niños y niñas. Esta semana, el Consejo Federal de Salud (CoFeSa) decidirá metodologías. Una idea que cobra peso es usar a las escuelas como vacunatorios, y así también atraer a quienes abandonaron la escolaridad.

Oscar Trotta, miembro del Consejo Directivo del Hospital Garrahan, destacó que “Sinopharm es la más indicada para inmunizar a nuestros niños y niñas, por su tecnología de virus inactivado. Es segura y efectiva para la población pediátrica”. El estudio Fase I/II que se publicó en The Lancet Infectious Diseases sostiene que la vacuna de China “es segura y fue bien tolerada en todos los niveles de dosis probados en participantes de 3 a 17 años”. «

Aumento de la frecuencia de Delta

Van casi 20 semanas consecutivas de baja de casos, internaciones y fallecidos. Mientras en Chile y Brasil los contagios vuelven a crecer lentamente, con un 80% de predominancia de Delta, aquí aún no es hegemónica.

Sin embargo, en su informe del último jueves, el Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómina de SARS-CoV-2 (PAIS) apunta que, si bien sigue dominando la variante Manaos, seguida de la Andina, Delta crece: “Se observó un aumento de frecuencia de Delta en casos sin nexo epidemiológico conocido, alcanzando 9,7% entre las muestras secuenciadas en GBA (principalmente en Zona Oeste) y 13,5% en CABA”.

Los especialistas esperan que esto no se refleje en la ocupación de camas UTI, como se dio en otros países: “Delta generó en Israel un récord de casos, pero la mitad de los fallecimientos diarios que en la ola anterior –apuntó Santiago Olszevicki–. Hoy tienen 619 pacientes graves: 460 no vacunados”.