Nicolás Avelluto, de 28 años, hijo del exsecretario de Cultura macrista Pablo Avelluto, murió en su casa del barrio porteño de Núñez y la Justicia investiga las causas de su fallecimiento. El joven fue hallado sin vida por su madre el sábado a las 20.15 en su departamento de Quesada al 2600.

Nicolás se presentaba en sus redes sociales como «fotógrafo y militante, no necesariamente en ese orden», y era habitual que discutiera con su padre por cuestiones políticas, según reconoció el propio exfuncionario en numerosas entrevistas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Muy triste noticia la muerte de Nicolás Avelluto, en cada movilización él estaba con su cámara. Se lo va a extrañar», publicó en Twitter la exdiputada y dirigente de izquierda Myriam Bregman, lo que refleja el compromiso que tenía el joven con las causas populares.

Militante de los reclamos de derechos para la diversidad sexual, Nicolás Avelluto también fue un amplio difusor del reclamo de aparición con vida de Tehuel De La Torre, el joven que permanece desaparecido desde el 11 de marzo último.

«Fotógrafo comprometido con las luchas populares, siempre presente en las calles. Saludamos a sus compañerxs y amigxs en esta triste jornada. Nos vemos en la lucha, compañero», lo recordó, por su parte, la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi).

Las redes sociales se llenaron de imágenes de Nicolás en distintas manifestaciones por la ampliación de derechos, desde el reclamo de legalización del aborto hasta el apoyo a los pueblos originarios, entre otras. El año pasado, Avelluto también trabajó como voluntario en los vacunatorios de la Ciudad de Buenos Aires para asistir a los adultos mayores.

«Nico, nuestro amigo y compañero, de Posdata y de la vida. Al que conocimos en la calle sacando fotos y que nunca dejó de estar en cada lugar que podía y lo llamaban», escribió Nazareno Roviello, periodista y amigo del joven, con una serie de fotografías suyas a manera de homenaje.

«Despedimos a una persona inocente que no tenía más que bondad para interpretar la vida. Un niño, con una cámara, ganas de cambiar el mundo y esperar el finde para ir a ver a Tigre», agregó el periodista, quien enfatizó el rol que Avelluto cumplió en la campaña por la ley de aborto legal, seguro y gratuito.

«Hijo, hermano, amigo. Con dolor despedimos a un gran compañero, sabiendo que la vida no le dio lo que merecía. Con alegría de que va a ser recordado por mañas tan divertidas como agotadoras, como una persona que daba al que necesitaba», remarcó.

La abogada María del Carmen Verdú, de la Correpi, tuiteó: «Querido Nico Avelluto, te voy a seguir viendo atrás de cada cámara, en todas las marchas y conflictos, con tu sonrisa y el abrazo que nunca faltaba».

El pasado 7 de junio Nicolás había recibido la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus y había compartido la noticia a través de las redes sociales.

El presidente Alberto Fernández expresó su «profundo pesar» por el fallecimiento y sostuvo que «duele mucho la muerte de un joven».

También hizo lo propio el expresidente Mauricio Macri:

Fuentes judiciales informaron a Télam que «aparentemente el joven no atendía el teléfono, por lo que el familiar se acercó y abrió con su llave, entró al departamento y lo encontró fallecido en la cama. Llamó a la policía y la unidad criminalística determinó que no había signos de violencia, ni de robo ni nada por el estilo. Tampoco había indicio de suicidio».

Para determinar las causas de la muerte «ahora se espera la realización de la autopsia entre mañana y el martes; no se hizo hasta el momento debido al protocolo de Covid-19», explicaron las fuentes. La comisaría que intervino es la 13 B y la causa radicada en el Juzgado Correccional 3 de la Ciudad de Buenos Aires a cargo del juez Gabriel Omar Ghirlanda.