Cuatro agentes penitenciarios del penal de Ezeiza irán a juicio oral acusados de torturar a un hombre detenido, a quien le aplicaron golpes en todo el cuerpo y le produjeron lesiones, entre ellas la perforación de un tímpano.

El juez federal subrogante de Lomas de Zamora, Federico Hernán Villena, decidió la elevación a juicio pedido por el fiscal Sergio Mola, y la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), a cargo de Miguel Palazzani.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los hechos ocurrieron en diciembre de 2009, cuando los penitenciarios realizaron una requisa violenta en la celda del detenido.

«Al menos cuatro agentes penitenciarios, lo llamaron aparte, y comenzaron a propinarle una golpiza con palos y golpes de puño en la espalda, pecho y tobillos (mientras permanecía de espaldas y esposado). Además, lo golpearon con la mano abierta en los oídos, lo que le provocó el sangrado de estos», detallaron los fiscales.

El mismo día, la Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN) vio a la víctima y constató las lesiones y la perforación del tímpano. Los agentes negaron el hecho: “Recordaron que el interno no tenía lesiones, ni siquiera se desprende que lo haya visto médico alguno…», señaló la fiscalía en el expediente, pero sus declaraciones no evitaron la imputación por torturas.