La Justicia rechazó la denuncia de la low cost Flybondi que buscaba obligar al gobierno nacional a reabrir el polémico aeropuerto de El Palomar, para que opere un solo avión, el único que posee la compañía. La aerolínea vinculada con el macrismo había presentado una denuncia contra la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) por supuesto incumplimiento de un fallo judicial.

La medida cautelar por la que Flybondi denunció a las autoridades aeronáuticas era la dispuesta el 4 de agosto pasado a través de la cual la Justicia dispuso que la aerolínea pueda tomar vista del expediente vinculado a El Palomar de forma previa al dictado de una decisión por parte del ORSNA. Si bien la Justicia había dictado dicha medida cautelar a favor de Flybondi, no prohibió ni desautorizó al ORSNA como autoridad competente para decidir sobre el futuro de El Palomar. Luego la empresa recurrió a los Tribunales ya quese negaba a cumplir con el marco regulatorio dispuesto por el ORSNA y la ANAC para la reanudación de los vuelos regulares de pasajeros y buscaba que la Justicia obligue al gobierno nacional a reabrir el aeropuerto El Palomar para que opere su único avión.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Pero la Justicia dio por cumplida la medida cautelar dispuesta el 4 de agosto ya que el ORSNA le dió vista del expediente a Flybondi, tal como ordenaba el fallo judicial y, en consecuencia, archivó la denuncia de la aerolínea y habilitó al gobierno nacional a tomar las decisiones del caso respecto de El Palomar. Por lo que las únicas dos aerolíneas que utilizaban la Base Militar como aeropuerto comercial, Flybondi y Jetsmart, deberá seguir  volando desde el Aeropuerto de Ezeiza, con un esquema de costos reducidos como el que tenían en El Palomar.

Jetsmart posee una flota de 4 aviones Airbus A-320 nuevos: acató lo resuelto por las autoridades y retomó sus operaciones regulares de cabotaje con vuelos desde Ezeiza hacia Córdoba, Mendoza, Salta, Tucumán, Bariloche y Neuquén, a lo que luego irá sumando nuevos destinos. La low cost controlada por el fondo de inversión estadounidense Indigo Partners también retomó los vuelos internacionales regulares desde el último viernes conectando Ezeiza con Santiago de Chile.

Flybondi, en cambio, se negó a operar desde Ezeiza. Esteban Tossutti, presidente de la aerolínea y ex funcionario de Luis Juez en el Senado de la Nación, incluso amenazó públicamente con despedir a sus empleados, aunque hace más de seis meses que el gobierno nacional viene haciéndose cargo de pagar parte de los sueldos mediante el programa de Asistencia del Trabajo y la Producción (ATP). La low cost con fuertes vinculaciones con Mauricio Macri y Guillermo Dietrich fue a la Justicia exigiendo la reapertura del aeropuerto El Palomar para un solo avión, el único que actualmente alquila, aeronave matrícula LV-HFR, que tiene más de dos décadas de antigüedad y protagonizó graves incidentes como el del 17 de noviembre de 2018, cuando se despresurizó y cayó a más de 25 mil pies de altura en 3 minutos y tuvo que aterrizar de emergencia. Sin embargo, tras el fallo que desestima la denuncia ahora Flybondi deberá operar, como todas las aerolíneas, desde Ezeiza.