La feria de Arte Contemporáneo ARCO, que inauguraron el presidente argentino y el rey de España, continúa generando polémicas. Más allá de la segregación de las provincias en la comitiva nacional, se ponen sobre el tapete los 50 millones de pesos de costo en contrataciones que implicó la participación en este evento.

Los diputados nacionales Rodolfo Tailhade y Liliana Mazure denunciaron penalmente al ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, y a Juliana Awada por presuntas irregularidades cometidas en licitaciones relacionadas con la asistencia nacional a esta feria. La presencia de la primera dama en el pedido de investigación se debe a su estrecha relación con las galerías de arte y dichos del propio ministro, quien la caracterizó como “una gran impulsora” de este proyecto. Por ello, los diputados quieren saber “qué participación tuvo la señora Awada, cuál fue su ‘impulso’ en relación con la feria y con las millonarias contrataciones que se realizaron en torno a ésta”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los diputados denunciantes sospechan especialmente sobre irregularidades en la licitación N° 16/16 del Ministerio de Cultura, como de varias contrataciones directas. “La información detallada de las contrataciones no fue hecha pública por el ministerio, por motivos que aún no fueron explicitados”, indican en el escrito presentado a la justicia.

Los diputados presentaron sus sospechas en el escrito judicial: «Llama la atención el ocultamiento de información que resulta de carácter público, lo que lleva a ratificar la interposición de la presente denuncia. Los hechos revelados en los medios de comunicación llaman la atención por su secretismo, como así también por los multimillonarios montos que conllevan».

Los delitos que les imputan son defraudación contra la administración pública y negociaciones incompatibles. La causa recayó por sorteo en el juzgado de Sebastián Casanello y será investigada por el fiscal Franco Picardi.