La lluvia trajo algo de alivio a la Comarca Andina, pero sigue habiendo focos activos y los brigadistas continúan trabajando en medio de una postal catastrófica: con más de un centenar de casas quemadas, heridos y la búsqueda de alrededor de una decena de personas, cuyo rastro se perdió entre las zonas aisladas por el fuego y la falta de señal para comunicarse.

El fuego dejó un saldo trágico sobre gran parte de la Comarca Andina Paralelo 42, con cientos de familias afectadas. En las últimas horas los incendios en Lago Puelo y El Hoyo se mantenían activos “con poca actividad”, según el director provincial de Defensa Civil del Gobierno de Chubut, José Mazzei.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Por su parte el director de Defensa Civil de la Municipalidad de Lago Puelo, Julián Cayun, dijo al diario Río Negro que el incendio interfase “urbano forestal, que se mezcla el bosque con las viviendas, se encuentra contenido y en procedimiento de extinción”.

El fuego comenzó el martes por la tarde en el sector Las Golondrinas de Lago Puelo y en minutos se expandió y arrasó con viviendas y autos. Poco después se desató otro en cerro Radal. En menos de tres horas había avanzado hacia El Hoyo, que quedó rodeada por las llamas. Mientras permanecía encerrada por el fuego, la comunidad escuchaba la explosión de garrafas y tanques de nafta. Para este jueves está previsto “tratar de extinguir todos estos focos que van quedando dándole mucha importancia a los que están más cercanos a la periferia, a la circunscripción del incendio”.

La zona sigue sin servicio de electricidad por los daños que el fuego causó a las líneas de energía. Tampoco hay servicio de agua potable porque las bombas se paralizaron por falta de energía. La señal de telefonía móvil es débil y no hay internet. Algunas personas permanecen evacuadas en el gimnasio municipal de Lago Puelo, aunque gran parte de quienes perdieron sus casas ya fueron alojados por familiares y vecinos.

En tanto, el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, declaró ayer el “estado de desastre ígneo en la Comarca Andina” durante un año ante las “consecuencias devastadoras” de los incendios. La medida autoriza modificaciones presupuestarias para atender los daños originados por el fuego.

Durante la tarde del miércoles, el presidente Alberto Fernández anunció el envío de dos helicópteros, tres aviones hidrantes 12 autobombas, vehículos de apoyo y 62 brigadistas convocados por el Sistema Nacional de Manejo del Fuego. Y el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, anunció que presentará una denuncia penal para que se investiguen las causas de los incendios en zonas de Río Negro y Chubut.