Finalmente, el ex jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad durante la gestión de Patricia Bullrich, Pablo Noceti, deberá rendir cuentas ante la justicia de Neuquén por los delitos de abuso de autoridad, amenazas, violación de domicilio y encubrimiento en el marco de un operativo ilegal realizado por Gendarmería en territorios de la comunidad mapuche Campo Maripe, en junio de 2017.

El funcionario deberá presentarse el miércoles 3 de noviembre, todavía no se confirmó de manera virtual o presencial, ante el juez federal Gustavo Villanueva para escuchar los detalles de la acusación que impulsa la Confederación Mapuche de Neuquén. Se espera que Noceti haga uso del derecho a negarse a declarar.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

También fueron citados a indagatoria los tres comandantes de Gendarmería que actuaron durante aquel procedimiento que se realizó en inmediaciones de un yacimiento de YPF en Vaca Muerta, a unos 100 kilómetros de la capital provincial.

“Celebramos este logro del Lof Campo Maripe con el patrocinio de la Defensoría Federal de Víctimas, a cargo del abogado Pedro Pugliese, ya que es un paso fundamental para lo que esperamos sea el pronto procesamiento para Noceti, con el objetivo de que se haga justicia ante el atropello y la violencia cometida contra el Pueblo Mapuche durante toda la gestión de Patricia Bullrich”, expresó la Confederación Mapuche de Neuquén a través de un comunicado.

Patricia Bullrich

También se insistió en el deseo de que sea la propia Bullrich la que deba dar explicaciones ante la justicia. “Sobran pruebas de la ilegalidad con la que actuó en el caso, ya que no podía desconocer las ordenes emanadas desde su ministerio, llegando incluso a ser partícipe en asesinatos por su accionar como es el caso de Rafael Nahuel”.

El 22 de junio de 2017, una comitiva de gendarmes irrumpió sin orden judicial en el Lof Campo Maripe. Así Noceti ejecutó una directiva expresa de la ministra de Seguridad con el único propósito de quebrar la resistencia mapuche y así permitir el ingreso de las petroleras de Vaca Muerta para perforar los territorios de la comunidad.

Cuarenta días después, la misma práctica ilegal se replicó en Pu Lof en Resistencia, de Cushamen, Chubut, que terminó con la desaparición y muerte de Santiago Maldonado.