Mientras la justicia de Córdoba investiga las causas que derivaron en la muerte de al menos cinco bebés en el hospital Neonatal de la capital provincial, que habrían ocurrido entre mayo y junio último, este domingo el Gobierno de la Provincia informó que se constituyó como «querellante» porque es «la principal interesada en que se esclarezca de forma absoluta lo sucedido».

Mediante un posteo en las redes, desde el Gobierno se hizo referencia a la investigación que lleva adelante el fiscal de Instrucción Raúl Garzón, quien maneja la hipótesis de «mala praxis y homicidio».

El tuit oficial señala que el objetivo de la Provincia es que «se conozca la verdad y se establezca la responsabilidad plena». Asimismo, informó que «ya puso y mantendrá, como corresponde, la disposición total de brindar cualquier elemento que requiera el Fiscal para aportar un pronto esclarecimiento de los hechos, incluyendo agentes y personal». 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«El caso se encuentra bajo secreto de sumario, lo que significa que toda información debe ser proporcionada en el ámbito judicial al Fiscal, para no obstaculizar ni perjudicar la investigación», culmina el hilo de tuits que se difundió desde la cuenta oficial del Gobierno.

https://twitter.com/gobdecordoba/status/1559324054833795073

Este domingo se conocieron dos nuevas denuncias por muertes sospechosas de recién nacidos en el centro de salud, y uno de esos decesos ocurrió días después del período que analiza la Justicia. Al respecto, el abogado Carlos Nayi reveló a Radio Mitre Córdoba que ambas madres se presentaron en su estudio y dieron detalles de lo ocurrido.

Según la denuncia, los fallecimientos ocurrieron en el Hospital Materno Neonatal Dr. Ramón Carrillo, dependiente del Gobierno provincial, y hasta el momento no hay personas imputadas, informaron fuentes judiciales.

Entre las primeras medidas procesales, Garzón realizó un allanamiento en el hospital donde incautó historias clínicas de los fallecidos, entre otros documentos considerados de utilidad para la investigación.

El fiscal detalló que en algunos casos se cuenta con los resultados de autopsias de los primeros bebés fallecidos, que están siendo analizadas por un cuerpo de médicos especializados.

Protesta frente al neonatal

Mientras la investigación judicial por la muerte de al menos cinco bebés nacidos sanos en el Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo, entre marzo y junio pasados, continúa, y se refuerza con nuevos testimonios y denuncias, este martes se convocó a una protesta para «pedir justicia».

Se trata de un grupo de padres de los bebés fallecidos que se autoconvocaron a las 10 en el Hospital para reclamar el esclarecimiento del caso.