Luis Zerpa tiene todo listo. Sabe que, desde siempre, junto con su familia, el lunes 1ro de agosto a las 8 estarán en el patio de su casa en Maimará, Jujuy, con la ofrenda para venerar a la Pachamama.  “La pachamama está relacionado con el ciclo del año, es como el inicio,  recién se elige la semilla, entonces no hay frutos recién cosechados de la tierra, porque los frutos fueron cosechados en el fin del verano hasta Semana Santa, entonces ahora, lo que se ofrece, lo que no puede faltar son alimentos de la Tierra, son los que se guardan, se conservan, por eso la “tisjstincha” plato andino que contiene maíz seco, papa, (que se lo puede guardar como chuño, deshidratada) el maíz que es la mazorca deshidratada, la carne generalmente también es deshidrata y las habas, también”, dice Luis a Tiempo de Viajes. Luis, es el director de Turismo de Maimará, uno de los primeros pueblos de la Quebrada de Humahuaca en Jujuy.

Con mucha paciencia, le explica mucho más a TDV y le cuenta que para esta época “se hace el tamal que es una comida típica del invierno que se elabora con maíz y charqui, no así la humita que es propia del verano. También se convidan hojas de coca, que se guardan” y comenta que “no es una celebración, sino que se trata de un pedido, porque es un tiempo bastante seco, un tiempo en donde se comienza el cultivo, entonces se le pide para tener y se agradece por lo que la tierra nos dio. En algún momento se le da aba, la chulla que es la chicha, se le pide mucha agua para la siembra, para los animales, eso también se acostumbra”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entre los tips fundamentales, Zerpa agrega que “lo que se pone como sahumerio se llama KOA o KOBA como le dicen en algunos lugares de Jujuy, que es el aroma propio del mes de agosto”.

Mientras que, para quienes quieren reflexionar y agradecer a la Madre Tierra y apenas tienen una maceta en un rinconcito de la vivienda, Zerpa concede y dice “se puede hacer cualquier día de agosto. Y claro que se puede agradecer en un pedacito de tierra, más que nada es la intención de participar, de agradecer, de celebrar a la Madre Tierra, al Cosmos que nos da todo, el cosmos en general es a quien se le agradece”.

“La Pacha tiene que ver con la tierra, la ecología, el medio en el que vivimos, agradecer en ese sentido, darle fuerza al espacio en el que vivimos, el aire,  que nos da, que nos da todo: el agua, el fuego, los alimentos entonces tienen mucho sentido, más que el espacio tiene que ver con ofrendar desde el corazón lo que tenemos, por eso, en este momento contemporáneo, aparecen en las ceremonias caramelos, licores, vino que antes no había y que llegaron con los fransciscanos y los españoles, lo que vale es la intención de agradecer y de ser parte de esta tierra y de cuidarla”, aclara y despeja a dudas para todas y todos.

“Hay una planta que se llama Koa que crece en la puna, que es tipo una tola, una planta xerófila que tiene un aroma particular, y es la que se usa para sahumar”, le señala a TDV para enumerar cada uno de los pasos que conforman el ritual

Claro que, en este caso, Jujuy como en cada rinconcito del norte argentino en cada hogar, se hará una ceremonia a la Pachamama que es íntima, familiar y a veces, muchos turistas buscan para conocer, mientras que en esta fecha y como calendario de eventos, Jujuy ya tiene determinada dos ceremonias como en Purmamarca y en Humahuaca.

En Purmamarca, famosa por el cerro de los siete colores que la cobija, la directora de Turismo, Carla Nieva le anuncia a Tiempo de Viajes que “hacemos la celebración de la Pachamama el 1ro de agosto a las 10. Será en la plaza 9 de Julio, se abre un pozo que es el que abrimos todos los años, habrá mucha gente y los turistas pueden participar, de acuerdo a la cantidad de gente pueden pasar de a uno. Siempre tenemos gente de Purmamarca, ahora que terminan las vacaciones igual sigue llegando gente. Prácticamente no tenemos temporada baja”, cuenta.

“La ceremonia se puede hacer si tenés un espacio con tierra, haces un agujero y haces la ceremonia. Yo tenía amigos en (San Salvador) Jujuy que vivían en departamento y bueno, en una maceta hacían un pequeño agujero y simulaban la ceremonia. La gente que cree en la Pachamama, lo hace donde puede”, le dice a TDV.

Para los salteños, las primeras horas del 1ro de agosto arrancan con una especie de neblina. Es la que produce el sahumado, que limpia toda la casa y si uno está en Salta capital, se nota una nube suave en toda la ciudad. Sin exagerar.

Pero, los salteños tienen la Capital Nacional de la Pachamama que es en San Antonio de Los Cobres a 3500 msnm. Muchos conocen esta ciudad porque es a dónde llega el Tren a las Nubes. Y es donde se realiza la Fiesta Nacional de la Pachamama de los Pueblos Andinos 2022 y que la Comunidad Collas Unidos de San Antonio de Los Cobres y Tolar Grande presentó conducida por el Cacique Miguel Orlando Siarez la 28va edición, el jueves último de julio en Casa de Salta en Buenos Aires.

El calendario salteño advierte que serán 40 eventos relacionados durante todo el mes de agosto en 18 localidades salteñas y que se unen también, al Día Provincial de la Copla, el 11 de agosto en homenaje al nacimiento de Ariel Petrocelli, uno de los autores más profundos de la Argentina.

En suelo tucumano, es la bodega comunitaria Los Amaicha, en Amaichá del Valle, sobre ruta 307 en el kilómetro 115, donde arrancan temprano a las 8,30 con la lectura de la piedra, continúan con el tradicional té con ruda; un mate cocido y tortillas a la parrilla. El saumo será 10,30 y se realizará la veneración a la Pachamama que culmina con un locro comunitario al mediodía. ¡Hay brindis! Porque es el aniversario de la Bodega. Se trata de la única bodega gestionada por una comunidad, en este caso indígena del pueblo comunero de Amaicha del Valle y la tercera en el mundo, junto con Asutralia y Canadá.

“Se participa y se ingresa a la bodega por orden de llegada”, cuenta a TDV, Micaela quien, junto a Pablo y German, forman parte del equipo de informes de la Bodega, reciben a los turistas paras las visitas guiadas y por supuesto, son Amaichas.  La entrada es gratis, pero todos los visitantes quieren adquirir los vinos “Sumak KAwsay” que significa “Buen vivir” para alimentar el alma.

Si la el 1ro de agosto te atrapa en Catamarca, la cita para venerar a la Pachamama es imperdible en Londres, Ruta Nacional 40, porque ahí nomás está el sitio arqueológico “Shincal de Quimivil” que es otro lugar ideal para agradecer y pedir a la Madre Tierra. Un lugar donde alimentar el alma todo el año y donde también se escucha a cada paso “Kusilla Kusilla” que tiene el sentido de “Ayudame, sé generosa”. Un pedido ancestral. Humano. La cuidamos. La veneramos. Pachamama.