La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP – Metrodelegadxs) realizó una medida de fuerza de tres horas, de 6 a 9 de este miércoles, para denunciar “la actitud ilegal e irresponsable tomada por la empresa Metrovías, que sancionó a trabajadorxs mayores de 60 años, que integran los grupos de riesgo, luego de haberlos presionado e intimidado para retomar sus tareas habituales” en el marco de la pandemia de coronavirus.

Por eso, “en resguardo de la salud y la vida de nuestrxs compañerxs” resolvieron la paralización total de las seis líneas de subte y el premetro entre las 6 y las 9 de la mañana.

“Si el objetivo es normalizar el servicio, sin la vacuna es criminal”, dijo Beto Pianelli, secretario General de Metrodelegados, en diálogo con El Destape Radio. Y denunció que “le redujeron el salario a trabajadores vulnerables que no se reincorporaron a trabajar (…) En medio de un momento donde se empieza a ver la salida por la vacuna no nos esperábamos esto”. Pianelli sostuvo que la semana pasada advirtieron sobre esta situación, pero que ante la falta de respuesta optaron por una medida de fuerza: “Esperamos que hoy a la tarde haya una solución. Es la única manera que tenemos de expresarnos”.

Les Metrodelegadxs recordaron que “en el ámbito del subte y premetro además de los 330 casos confirmados (de covid), tuvimos que lamentar seis casos fatales, de los cuales tres corresponden a mayores de 60 años. Esta cifra representa casi un 10% del total de trabajadorxs, muy superior al promedio de la Ciudad de Buenos Aires, donde los casos positivos alcanzan el 3% de la población”. Advirtieron que el porcentaje es aún superior entre mayores de 60: “Si consideramos los grupos de más de 60 años, justamente aquellos que está convocando Metrovías de manera ilegal, tienen un índice de letalidad del 5,65%”.

En un comunicado, la empresa Metrovías calificó de “injustificado” el paro e indicó que, “a la fecha, son un total de 48 colaboradores de entre 60 y 65 años los que fueron convocados”, que “no constan como integrantes de grupo de riesgo”. “De dicho total, algunos están prestando servicio y ayudando a que todos los días podamos brindar un servicio seguro y confiable mientras que 35 de ellos no se presentaron al examen médico de rigor”, argumentaron desde la compañía en un comunicado difundido esta mañana.