La justicia británica estudiaba la solicitud de Julian Assange de que retire la orden de arresto contra él emitida cuando se refugió en la embajada ecuatoriana hace más de cinco años.

Los abogados de Assange argumentan que la orden ha perdido su sentido después de que Suecia anunciara que abandonaba la investigación por un posible delito de violación en su contra.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La corte de magistrados de Westminster, en Londres, celebraba una audiencia que durará todo el día y que podría concluir ya con una decisión, según explicó la fiscalía a la AFP.

La orden de detención europea se retiró tras la decisión de la justicia sueca, pero sigue en pie la británica por haber violado los términos de su libertad condicional cuando entró en la embajada ecuatoriana para evitar su extradición.

Assange temía que la extradición a Suecia fuera sólo una escala hacia su destino final, Estados Unidos, muchos de cuyos secretos oficiales han sido difundidos por Wikileaks, la organización que fundó.