“Condenamos las declaraciones (de Boris Johson). El único mecanismo para resolver la disputa es el diálogo bilateral”, aseguró Daniel Filmus, secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería. Fue en el marco de la respuesta de Argentina a declaraciones del primer ministro británico, quien prometió usar la fuerza para mantener la ocupación británica en el archipiélago.

Filmus recordó que, “de las 17 colonias que quedan en el mundo, diez son de Reino Unido”. “Para nosotros, no tienen interés en defender a la población que está allí, buscan dominar los mares a través de su base militar”, en alusión a las instalaciones en Monte Agradable.

“La base militar desconoce la Resolución 31/49 de la Asamblea General de la ONU, que establece que ningún país puede ejercer acciones unilaterales. Es una base ilegal porque está en parte de nuestro territorio”, subrayó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El funcionario se refirió además a los dichos del premier británico sobre la renovación de sus armas nucleares. “Es la misma mirada armamentista y colonialista de Reino Unido que, justamente, lo llevó a tener una posición de esta naturaleza”, sostuvo.

“Si uno observa el discurso de Johnson, se alarma cuando dice que va a aumentar un 40% su poderío nuclear. Esto en medio de las inversiones que tiene que hacer la humanidad para salvarse a sí misma de esta pandemia”, aseguró.

En tanto, Filmus reiteró que la posición argentina “es la de los países del Sur” y destacó el respaldo que recibe en el reclamo de soberanía sobre el archipiélago. “Es un tema regional que va más allá de Argentina”, indicó.

“Nosotros tenemos que salvaguardar nuestros propios intereses –continuó el exsenador por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires–. Argentina tiene una mirada del mundo multipolar, donde no se ata a ninguna superpotencia”.

“Nosotros condenamos las declaraciones de Boris Johnson, porque la sociedad argentina declara que las islas son argentinas y fueron usurpadas por el Reino Unido en 1833”, resaltó Filmus, exministro de Educación, Ciencia y Tecnología y también exdiputado nacional por CABA.

“El principio de autodeterminación no existe para este caso, no lo reconoce la ONU. Se ha suplantado a la población autóctona por una que no lo es. Quienes viven allí son parte del proceso de usurpación de las islas”, puntualizó finalmente.