El Gobierno de Venezuela celebró este viernes el comienzo del diálogo con dirigentes opositores en Noruega aseguró que “el camino del diálogo” es la única vía “para el entendimiento entre los venezolanos en el marco de la defensa de la paz y el respeto a la soberanía”.

Así lo manifestó la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, al reconocer el inicio de negociaciones con referentes del diputado Juan Guaidó, quien se autodenomina presidente interino.  

La ONU también expresó su satisfacción por el contacto en fase preliminar entre  representantes del Gobierno venezolano y de la oposición que se realizó en la capital noruega.

“Estamos muy al tanto de lo que está ocurriendo y apoyamos mucho este proceso”, aseguró el portavoz de la organización Stéphane Dujarric, “No podemos predecir lo que va a pasar en una situación complicada, pero los buenos oficios del Secretario General siguen disponibles”, añadió el portavoz. 

Si bien Maduro no confirmó los contactos en Noruega, llamó a un “gran diálogo nacional” y reconoció que su ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, estaba cumpliendo una “misión muy importante” fuera de Venezuela, en Europa.

La cadena de TV y radio estatal noruega NRK informó que los contactos se iniciaron semanas atrás en Cuba y que ya se mantuvieron varias reuniones en un lugar secreto de Oslo con la mediación de la Cancillería noruega. Rodríguez y el gobernador del estado Miranda, Héctor Rodríguez, son los delegados del chavismo en Oslo, mientras los de la oposición son el ex diputado Gerardo Blyde y el ex ministro Fernando Martínez Mottola, dijeron a Télam fuentes políticas venezolanas.

Si bien reconoció el inicio del diálogo, el opositor Guaidó se mostró intransigente y aseguró que sólo aceptará la salida de Maduro del gobierno. “Lo dije el martes y lo repito hoy, sí hay unos enviados a Noruega. Pero no nos vamos a prestar a ningún tipo de negociación falsa que no dirija al cese de la usurpación, Gobierno de transición y elecciones libres”, señaló.

En ese contexto, el gobierno de Estados Unidos desalojó por la fuerza a cuatro activistas estadounidenses que permanecían desde hace un mes en la embajada de Venezuela en Washington para evitar el ingreso de la delegación de Guaidó.

En enero, Venezuela rompió relaciones diplomáticas con EEUU luego que Donald Trump reconociera a Guaidó como presidente. Allí comenzó a desalojar la sede diplomática y en abril se retiró todo el personal de la delegación.

“Una vez más la administración Trump demuestra que le duele la verdad y reacciona con soberbia violando el Derecho Internacional”, aseguró el canciller venezolano Jorge Arreaza.

Por su parte, el delegado opositor en Washington, Carlos Vecchio, festejó el fin de la “usurpación” del edificio.

“Muchas gracias al Gobierno de EEUU, gracias al presidente Donald Trump, gracias al Departamento de Estado, gracias al Servicio Secreto”, dijo Vecchio y agregó: “Hoy hemos recuperado no solo este edificio, sino también las dos residencias que le pertenecen a Venezuela: tanto la del embajador como la del embajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA). De los seis edificios que estaban, ya controlamos los seis”.