La Asamblea Nacional francesa (Diputados) rechazó por trece votos contra ocho el pedido de juicio político y destitución del presidente, Francois Hollande, por haber revelado secretos militares, que había presentado el 10 de noviembre el partido de derecha Les Républicains.

El «bureau» (mesa) de la Asamblea, instancia colegiada superior del organismo consideró, en un voto a mano alzada, que esa iniciativa es contraria a la Constitución, informó el portal de noticias France24.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La propuesta de Los Republicanos rechazada este miércoles fue presentada el pasado 10 de noviembre por el diputado Pierre Lellouche, después de que Le Monde publicara informaciones que dos de sus periodistas habían obtenido en entrevistas que les concedió Hollande, informaron la agencia de noticias EFE y el portal France24.

Los dos reporteros contaron que en uno de esos encuentros, el 30 de agosto de 2013, Hollande examinó una nota -de la que obtuvieron una copia- que le había preparado su Estado Mayor la víspera con los planes de ataque -que finalmente no se concretó- contra posiciones del régimen sirio de Bashar al Assad.

Lellouche acusó a Hollande de haberles provisto «en tiempo real» informaciones sobre sus «decisiones más secretas relativas al uso de la fuerza armada» y sus conversaciones con otros jefes de Estado.

Tres días antes de la presentación de la propuesta en la Asamblea Nacional, el diputado conservador Georges Fenech presentó una denuncia ante la Fiscalía, que abrió una investigación preliminar, sobre las «complicidades» que hicieron posible que los dos periodistas accedieran a esos expedientes.

La figura de Hollande está muy debilitada políticamente, y la derecha tiene buenas chances de alzarse con la victoria en las presidenciales de 2017.

El primer ministro francés, Manuel Valls, defendió ayer de esas acusaciones al presidente galo y criticó el «cuestionamiento sistemático del jefe de Estado, de su persona, y por tanto de las instituciones».

«Los franceses esperan de sus responsables políticos una cierta altura y respeto de las instituciones», aseguró Valls en la sesión de control al gobierno en la Asamblea Nacional a una interpelación del diputado del principal partido de la oposición, Los Republicanos, Georges Fenech.

Fenech le recordó que la Fiscalía ya había abierto una investigación preliminar sobre la base de una demanda del pasado día 7 de otro diputado de Los Republicanos, Éric Ciotti, por violación de secretos de Estado.