Aseguran que los autos usados tienen que bajar el 30% para recuperar el mercado perdido

En 2016, los vehículos de segunda mano cedieron un amplio terreno frente a los 0km que llegaron desde Brasil al 50% de su valor y que se ofrecieron a tasas mínimas. Las concesionarias dicen que los particulares "tienen que aceptar la realidad" para dinamizar las ventas.
3 de Enero de 2017

El 2016 será recordado como un año negro para el mercado de los autos usados, que sufrió la caída del consumo que afectó a la economía en general pero también la contundente avanzada de los vehículos cero kilómetro que llegaron masivamente desde Brasil y que se vendieron con descuentos inéditos y en cantidades récord. Frente al desafío de 2017, las concesionarias piden a los vendedores particulares (el 70% del mercado) que bajen los precios un 30%. 

Ayer la Cámara del Comercio Automotor (CCA) le puso números a la caída. Entre enero y diciembre de 2016 las concesionarias despacharon 1.516.510 autos usados, lo que representa una caída del  14,69% en relación con las operaciones de 2015, un año en el que se transfirieron 1.782.657 unidades.
En diciembre de 2016 se vendieron 139.610 unidades que se traducen en una baja del 3,31 por ciento con respecto a igual mes del año 2015, tramo en el que se vendieron 144.964 vehículos.
En cambio, en la comparación entre el doceavo mes del año y el previo noviembre, donde se registraron 130.402 operaciones, las ventas aumentaron un 7,21%. 
En diálogo con Tiempo, el presidente de la Cámara de Comercio Automotriz (CCA), Alberto Príncipe, le bajó el tono a ese aumento intermensual y apuntó contra la fracción particular del mercado que, interpretó, insiste en sostener precios que no pueden competir con los autos cero kilómetro que se ofrecen a valores extraordinarios. 
“Tiene que haber una aceptación de un mercado real, hoy la gente no acepta la realidad y pide por precios que sus autos no valen”. Para salir a ganar posiciones en el mercado local, la oferta “tiene que bajar los precios un 30%. Hasta que eso  no suceda el mercado no va a funcionar”, lamentó el dirigente privado. 
“Si no veo que los 0km tienen las ventajas actuales estoy pidiendo un precio mentiroso por el auto usado. Los comerciantes hicimos lo que demandaba la coyuntura pero somos solamente el 30% del mercado; el resto es particular”, agregó. 
Más allá de la posibilidad de que la oferta adopte la actitud que reclama el empresariado, Príncipe reclamó financiamiento capaz de competir con las tasas que ofrecen hoy las terminales y las concesionarias de vehículos nuevos. 
“Comercializan autos que fueron fabricados en Brasil al 50% de lo que hubieran costado acá. Tienen toda esa brecha para hacer los descuentos que hacen. Falta racionalidad”, concluyó el titular de la CCA.  
La única provincia que apreció un aumento de las ventas de usados fue La Pampa, con un magro 0,34%. La lista de las que bajaron es extensa: Mendoza cayó el 19,09%; Córdoba, el 18,07%; Entre Ríos, el 17,56%; Tierra del Fuego, el 15,65%; la provincia de Buenos Aires,  15,54%; Santa Fé, el 15,52%; Capital Federal, el 14,11%; Santa Cruz, el 13,91%, Tucumán, el 12,37%, Chaco, el 12,22%, Misiones, el 11,96%; Jujuy, el 11,55%; San Juan, el 11,45%; San Luis, el 11,12%. 
Por su parte, las concesionarias de autos nuevos nucleadas en la asociación ACARA informaron también sus números de 2016. “Con los 40.147 patentamientos de diciembre el año finalizó con un  crecimiento del 10,2 %, lo que asegura un buen nivel de actividad para el inicio del 2017”, vaticinó la central empresaria.
Las ventas de diciembre representaron un salto positivo del 27,1% en la comparación con el mismo mes de 2015 cuando las empresas del sector registraron 31.581 patentamientos. 
Ya el 26 de diciembre, cuatro días antes del cierre,  ACARA festejó cuando llegó a las 700 unidades vendidas. Este lunes anunció que en todo diciembre las ventas llegaron a las 709.482 unidades, una cifra “que consolidó una suba del 10,2% en la comparación contra el 2015, en el que se habían patentados 644.021 vehículos”.
La marca más vendida fue nuevamente Volkswagen, mietnra que la Toyota Hylux quedó al tope de los modelos más requeridos.

Dante Álvarez, presidente de ACARA, destacó que “el año se completó con un nivel de patentamientos muy superior al que proyectábamos en el comienzo del mismo, con un segundo semestre muy activo,  lo que nos hace ser optimistas de que esta inercia en la actividad se mantenga en los próximos meses”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS