Casi un mes "presos" en el trabajo: arreglarían por la mitad de la indemnización

Se trata de los trabajadores del restaurante La Lechería, vaciado por la empresa Spitze S.A.
23 de Noviembre de 2016

Luego de casi un mes de estar encerrados en su lugar de trabajo, los empleados de La Lechería llegaron este martes a un principio de acuerdo con Spitze S.A. Es apenas el 50% de lo que les corresponde por despido, pero los trabajadores lo aceptarían porque "la situación de los compañeros que están encerrados no da para más".

Pasaron 23 días desde el sorpresivo vaciamiento del local de comidas. Los 23 trabajadores realizaron una permanencia en las instalaciones. Sin embargo, desde la fiscalía llegó la orden que no entrara nadie más al local. Por tanto, quienes estaban adentro no podían salir si querían seguir con el reclamo por sus derechos. Por eso, desde hace 23 días varios viven en el restaurante. Comen y duermen como pueden, mientras sus compañeros intentan destrabar el conflicto de la manera más digna posible. Eran 8 los "presos" de La Lechería. Hoy, quedan 5. "Mucho tiempo más no aguantan en estas condiciones", contó a Tiempo Ángel Sosa, uno de los damnificados. "Todos tienen hijos, tienen familia. Nosotros podemos meterles comida por un ingreso de proveedores, pero la situación no es nada fácil", relató.

En esas condiciones, se sentaron a negociar con los abogados de la empresa, ya que los dueños nunca se presentaron a las dilatadas reuniones asignadas por el Ministerio de Trabajo. "La propuesta original no llegaba al 20% de lo que nos corresponde por indemnización. Hoy (por el martes), nos ofrecieron un 50% y es muy posible que la aceptemos", aseguró Sosa. "No es lo que corresponde. Pero no tenemos mucho margen para negociar. Lo que sí vamos a pedir es que se levanten las denuncias penales que hay en nuestra contra, para que no se perjudique ningún compañero".

La falta de escrúpulos de la pata empresaria hizo que los dueños Oscar Gómez y Raúl Stentson no se conformaran con vaciar la empresa sin pagar un peso, sino que también realizaron una denuncia penal contra los trabajadores por haber "usurpado" el local. En el mismo sentido, también realizó otra denuncia la administradora del edificio. "La presión que ejercimos dio resultado porque de la nada misma nos podemos ir con un 50%, que nos da un poco de aire hasta que volvamos a encontrar trabajo", analizó Ángel.

Los 23 trabajadores del tradicional restaurante porteño La Lechería cumplieron sus labores por última vez el 29 de octubre. El 30, los dueños bajaron la persiana. Sin previo aviso, los trabajadores fueron al local y ya no había restaurante.

A partir de ahí, hicieron un intento de armado de cooperativa, pero los dueños del inmueble se negaron a renovar el contrato porque "no quieren tratar con cooperativas". Decidieron permanecer en el local, en una toma pacífica. Sin embargo, desde la fiscalía llegó la insólita imposición de no permitir que nadie más entre al local. De los 23, 8 quedaron adentro.

El restaurante La Lechería abrió en el año 1989, en San Martín 70, a media cuadra de Rivadavia y a cuatro de 9 de Julio, en el centro porteño. Los dueños dijeron, según publicó Clarín, que hace tiempo que vienen amenazando con ocupar el local. "Ahora, tuvimos que hacer una denuncia por ocupación del espacio privado", explicaron antes de reconocer que "es gente trabajadora" y que "es lógico que en estos momentos estemos todos mal".

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS