El último domingo, Tiempo puso en su tapa la situación de 300 mil trabajadores y trabajadoras estatales del distrito porteño, que están a punto de perder la totalidad de la cobertura médica que les brinda ObSBA, la Obra Social de la Ciudad de Buenos Aires. La entidad es manejada por cinco representantes de la gestión de Rodríguez Larreta; cinco integrantes del gremio Sutecba; un representante de la Unión de Docentes Argentinos (UDA), gremio de maestras y maestros a nivel nacional; y un representante de la Asociación de Médicos Municipales. El pasado 7 de enero, Larreta designó mediante el decreto Nº 13/22, a Juan Carlos Cela como presidente de ObSBA. En su momento desde el gobierno aseguraron que el nombramiento  de Cela venía a subsanar tantos años de mala administración, pero los hechos muestran todo lo contrario.

En los últimos años, miles de afiliados quedaron sin atención en las prestaciones básicas, muchos de ellos, con enfermedades oncológicas, perdieron la vida luego de esperar varios meses la atención necesaria para mejorar su salud. En los últimos meses, trabajadores y trabajadoras autoconvocados, se organizaron para reclamar en las calles su situación; movilizaciones, marchas y diferentes jornadas de protesta totalmente invisibilizadas por los autoproclamados grandes medios de comunicación. Afiliados y afiliadas a ObSBA, aseguran que, raíz de la publicación en este medio, se empezaron a mover algunos sectores de la sociedad.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El próximo martes 9 de agosto a las 13 horas, el gremio docente Ademys convocó a una concentración frente a la sede de la ObSBA en Av. Rivadavia 6082, “vamos a presentar cientos de reclamos de atención de las y los afiliados que el sindicato viene relevando hace tiempo y los correspondientes recursos administrativos y judiciales”, aseguró a Tiempo María Isabel Grau, secretaria de prensa del gremio.

“Si bien el colectivo «Trabajadores y afiliadxs en defensa de ObSBA, al ser un grupo heterogéneo formado por afiliados de diferentes filiaciones políticas y sindicales e independientes, no llama a la convocatoria lanzada por Ademys a la sede de ObSBA el 9/8, el punto se discutió en la asamblea y algunos de sus miembros, a modo personal, van a acercarse a contar lo que se viene haciendo”, señalan a este medio desde el colectivo autoconvocado de Trabajadores y afiliadxs en defensa de ObSBA. En el mismo sentido, destacan que van a “invitar a las volanteadas que se estarán haciendo en los lugares de trabajo con un material elaborado por el grupo, y al nuevo abrazo que realizarán al Sanatorio Méndez el martes 16 de agosto a las 17”, agregan.

Cabe señalar que desde este colectivo reclaman que haya una participación directa de los afiliados y trabajadores de la obra social, por medio de asambleas abiertas, donde se hagan balances públicos semestrales como exige la ley 472. Además que los propios afiliados y trabajadores sean quienes tengan derecho a decidir para qué y si se están usando bien sus aportes.

Al reclamo, se sumó parte de la oposición dentro de la Legislatura porteña, más precisamente el Frente de Izquierda (FIT) que durante la jornada alzará su voz por la situación de los casi 300 mil estatales afiliados a ObSBA, dentro de la Comisión de Salud que se reúne este jueves desde las 14 horas. Antes del receso escolar, este espacio político presentó un pedido de informes (PDI) sobre la situación de obra social y otro pedido de citación del directorio. “Básicamente exigimos la inmediata regularización y una atención médica acorde a cada requerimiento de salud; la apertura de los libros; el fin del vaciamiento y el control de sus afiliados y afiliadas”, señala a Tiempo la legisladora porteña Amanda Martin. La diputada aseguró que, como integrante del gremio Ademys, mantuvieron un encuentro con el presidente de ObSBA, “nos recibió Juan Carlos Cela el 30 de mayo, sin  mayor respuesta, cuando le advertimos su responsabilidad en el vaciamiento, en el cobro de copagos ilegales entre otras irregularidades”, termina.