Controversia de la ONU con Israel por la detención de dos palestinos

El gobierno israelí los acusa de colaborar con Hamas pero en la ONU no le creen. Uno hacía trabajo social para PNUD y el otro para una ONG.
Mohamed Halabi, miembro de la ONG World Vision
9 de agosto de 2016

Jerusalén

Las autoridades israelíes anunciaron la detención y procesamiento de un empleado palestino del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en la Franja de Gaza, al que acusa de haber participado en actividades "terroristas" de Hamas, que dirige esta zona palestina. El caso se suma a la detención de un miembro de una ONG de Estados Unidos que le valió el rechazo incluso de la ONU.

Wahid Borsh fue detenido el 16 de julio pasado e inculpado este martes, según las autoridades israelíes. Se trata de la segunda detención de un trabajador humanitario en la Franja de Gaza anunciada por Israel en menos de una semana.

Borsh, empleado desde 2003 en el PNUD y que ha trabajado en el derribo de edificios destruidos por las fuerzas armadas israelíes en la franja de Gaza, fue acusado de "haberse servido de su puesto para proveer asistencia material a las actividades terroristas y militares de Hamas", indicó la seguridad interior de Israel (Shin Beth) en un comunicado publicado por el gobierno.

El Shin Beth dice que Borsh, de 38 años y oriundo de Jabalia (norte de la Franja de Gaza), actuó siguiendo las instrucciones de un alto responsable de Hamas.

El año pasado el acusado participó en la construcción, con los recursos de el PNUD, de un espigón para las actividades navales de Hamas, afirmó el Shin Beth.

Se ignora aún lo que dice el PNUD al respecto. Pero para el servicio de inteligencia Borsh actuaba de forma que se le diera prioridad a proyectos de rehabilitación en zonas habitadas por integrantes de Hamas.

El jueves pasado, Israel anunció la detención y la inculpación del director en Gaza de la ONG estadounidense World Vision, Mohammed Halabi.

Los servicios israelíes aseguran que Halabi desvió cada año 7,2 millones de dólares para Hamas y su brazo armado.

La ONG estadounidense World Vision juzgó como irreales las cifras presentadas por Israel para acusar su director habida cuenta del presupuesto que maneja la institución para esa zona. La ONG señaló, sin embargo, que iniciará una investigación y por el momento suspendará las actividades en Gaza.

World Vision informó que tiene más de 40 mil empleados en casi 100 países. En 2015 ayudó a 92 mil niños en los Territorios Palestinos (40 mil, en Gaza) a través de 150 empleados, según la organización.

La ONU, en tanto, también salió en defensa de la ONG y advirtió sobre la gravedad de las acusaciones de las autoridades israelíes.Las organizaciones humanitarias en Gaza "proveen un salvavidas para 1,1 millones de palestinos", aseguró el coordinador de Ayuda Humanitaria y Actividades de Desarrollo de la ONU en Gaza, Robert Piper.

Tiempo Audiovisual

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS