"Creo que los días de gira para Roxette se terminaron"

Per Gessle, integrante del mítico dúo sueco junto a Marie Fredriksson, habla de Good Karma, el último disco del grupo. Lamenta la suspensión de la gira celebratoria por sus 30 años de carrera, debido a los problemas de salud de su compañera y rescata la energía positiva que los une.
13 de agosto de 2016

En términos musicales, hablar de Suecia hace tiempo que dejó de ser sinónimo de Abba. Es que desde la segunda mitad de los años ochenta el nacimiento de Roxette le arrancó una porción de fama al único grupo con el cual se asociaba a Escandinavia desde este lado del mundo. Es que el dúo integrado por Per Gessle y Marie Fredriksson construyó una más que sólida base de fans que nunca olvidó sus hits ultra-adhesivos. 

Por eso, la salida de un nuevo álbum de Roxette (Good Karma) volvió a generar interés por la actualidad de una banda que supo estar tan presente (ocho discos en 15 años) como ausente del mundo de la música (en gran parte por la enfermedad que azota a Fredriksson y que los obligó, nuevamente este año, a suspender el tramo final de su gira celebración de 30 años. 

En pleno verano sueco, Per Gessle se mete de lleno en Good Karma, el nuevo paquete de canciones de Roxette en cuatro años. “Tuvimos una idea rectora y diferente al comenzar con este disco. Buscamos un sonido distinto, actual y fresco pero también clásico. Lo conseguimos, así que nuestro público lo disfrutó tanto que eso nos hizo feliz. Es un álbum muy producido como lo hicimos antes con Joyride (1991) o Crash! Boom! Bang! (1994), pero suena bien distinto. Usamos nuevas tecnologías y aprendimos nuevos trucos, aunque mantuvimos el espíritu de Roxette con su ADN, voces y letras”.

–Como título del álbum, Good Karma puede tener muchas lecturas, inclusive las que remiten a un buen manual de autoayuda.

–Es un gran título con energía positiva, y creo que algo de eso nos estuvo rodeando como banda, especialmente desde 2009, año en el que volvió Marie al concepto Roxette. 

–¿Trabajaste con ella para el álbum, como lo hicieron en el pasado?

–Marie no pudo participar tanto como antes. Recuerdo que en la grabación no se sentía muy bien, y reflexionaba sobre lo demasiado técnico que se volvió todo el proceso, así que se aburría muy rápido. Grabamos el álbum al sur de Suecia y luego fuimos a su estudio en Estocolmo, y ahí ella pudo hacer sus partes de voces. Todo salió bien porque hizo un trabajo estupendo, como siempre.

–Tuvieron que cancelar el tour sus problemas de salud. ¿Van a retomar la vida de shows, giras, aviones?

–Marie está bien en la actualidad. Sin embargo, tiene un problema en su pierna derecha y no puede caminar bien, y a veces ni siquiera puede pararse. Creo que los días de gira para Roxette se terminaron. Es triste pero es así.

–Eso va a entristecer a los fans argentinos…

–Sudamérica siempre tuvo un gran lugar en nuestros corazones. Ahí nos sentimos bien siempre, especialmente en Argentina donde hicimos conciertos increíbles porque la gente es muy querible y entusiasta. No alcanza todo lo que pueda decir, así que sólo puedo agradecerles a los fans el apoyo de años y años. Estoy seguro de que nos encontraremos otra vez de una forma u otra.  «

Sacudón a la industria

Este 2016 Roxette cumple 30 años como banda pero en el corazón de sus integrantes no hay lugar para grandes celebraciones. 

Per: "Es increíble cumplir esos años. Creo que fue una excursión increíble todo lo que hicimos, tuvimos bastante suerte y cosechamos mucho amor en todo el mundo. Es raro porque venimos de un país chiquitito como Suecia y conseguir tanto no es fácil porque la industria de la música está focalizada en los Estados Unidos e Inglaterra. Sin duda, fuimos bendecidos."

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual