El Centro Cultural Borges vuelve a ser gestionado por el Ministerio de Cultura

Se trata de un espacio de 10 mil metros cuadrados destinado al arte y la cultura que pasará a manos del Estado nacional. Funciona en la planta superior de las Galerías Pacífico.

(Foto: Prensa Ministerio de Cultura)
1 de febrero de 2021

El Centro Cultural Borges, espacio fundamental de la cultura no solo de la ciudad de Buenos Aires, sino de toda la Argentina, volverá a ser administrado por el Estado nacional. El anuncio fue realizado por las autoridades del Ministerio de Cultura, desde donde se informó que el proceso de restitución se llevó adelante en acuerdo con la Fundación para las Artes, entidad que gestiona la institución desde 1995. El cambio incluirá una puesta en valor cultural y estética, aunque no afectará el funcionamiento de la sede ubicada en la calle Viamonte 525, que mantendrá su tradición histórica en la realización de actividades artísticas y culturales. De esta forma dará comienzo el proceso de restitución de uno de los espacios emblemáticos del arte y de la cultura en América Latina con el objetivo será profundizar su carácter patrimonial, agregándole una importante participación federal.

El Centro Cultural Borges ocupa la planta superior del edificio no menos emblemático que alberga al centro comercial Galerías Pacífico. Su superficie abarca más de 10 mil metros cuadrados, en los que se alojan cuatro auditorios, salones de exposición, un área de talleres y salas acondicionadas para la realización de espectáculos, seminarios y conferencias. La curaduría de uno de esos espacios estará a cargo del Museo Nacional de Bellas Artes y será destinado a recordar los orígenes de dicha institución, dado que fue en ese edificio donde funcionó su primera sede. Otro de sus espacios estará dedicado a homenajear de forma permanente al gran escritor argentino con cuyo nombre fue bautizado el Centro Cultural.

Se concretará además el postergado proyecto de trasladar ahí del Museo Nacional de Arte Oriental, actualmente ubicado en una sede provisoria en Av. Del Libertador 1902. El mismo será renovado y dispondrá de un lugar propio, acorde a su relevancia y dedicado al arte oriental contemporáneo. Otra sala será curada por la dirección del Palais de Glace, con exposiciones que acerquen miradas contemporáneas sobre su acervo. Y habrá un espacio dedicado a impulsar, promover y alentar el mercado de artesanías locales de la Argentina.

Un edificio con historia

Aunque desde hace más de 25 años es conocido por ser la sede del centro comercial Galerías Pacífico, la historia del edificio que ocupa casi completa la manzana delimitada por las calles Florida, Viamonte, Maipú y la Av. Córdoba, siempre estuvo vinculada al arte. Su construcción comenzó en 1891 y fue ejecutada por sus diseñadores, los arquitectos Francisco Seeber y Emilio Bunge. Ya en 1896 el imponente palacio de estilo parisino albergó a la primera sede del Museo Nacional de Bellas Artes, aunque en 1908 un sector fue vendido a la compañía Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico.

A mitad de los años cuarenta, los artistas plásticos Antonio Berni, Lino Spilimbergo, Juan Carlos Castagnino, Demetrio Urruchúa y Manuel Colmeiro realizaron en la cúpula los impresionantes murales que hoy constituyen un emblema. Los mismos debieron ser restaurados en dos oportunidades: la primera en 1978, bajo la dirección del propio Berni, y la segunda en 1991 por un equipo argentino-mexicano dirigido por Manuel Serrano Cabrera.

En 1989 fue declarado Monumento Histórico Nacional. Sin embargo, al poco tiempo fue entregado en concesión a la empresa Galerías Pacífico S. A., que en 1992 lo transformó en centro comercial. El Centro Cultural Borges se instaló ahí tres años después, ocupando el tercer piso completo del edificio. El encargado de inaugurarlo fue nada menos que el por entonces rey de España Juan Carlos I. Sus primeras actividades fueron una muestra del artista visual Jorge de la Vega; la exposición Arte de Argentina 1920-1994 preparada por el Museo de Arte Moderno de la Universidad de Oxford; un espacio vinculado a la figura de Jorge Luis Borges; la célebre Corona de los Andes y una sala en la que se exhibió pintura española de los siglos XIX y XX.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual