El Conurbano no le alcanzó CFK en un mapa amarillo

Las intendencias peronistas fueron la clave de la elección de Unidad Ciudadana y cosechó la mayoría de sus votos en 19 distritos del Gran Buenos Aires. Cambiemos ganó en el resto.
23 de Octubre de 2017

En las elecciones de este domingo, para alcanzar el 37,25%, Unidad Ciudadana cosechó el mayor caudal de los votos en 21 de los 135 distritos que tiene la provincia de Buenos Aires. Esos sufragios se concentraron en el Conurbano, donde los intendentes peronistas jugaron un rol clave. La fórmula que encabezó la ex presidenta Cristina Kirchner junto a Jorge Taiana se impuso en la Tercera Sección Electoral, donde ganó en 12 de los 19 distritos en los que viven más de 4,2 millones de votantes, sumó siete municipios de la Primera y otros dos de la Segunda Sección. La Alianza Cambiemos, en cambio, se impuso en el resto de la provincia y ganó en siete de las ocho secciones de la provincia: el mapa de Buenos Aires quedó pintado de amarillo.

Unidad Ciudadana sumó en total 3.491.136 votos en toda la provincia, pero el principal caudal provino del sur del Conurbano, donde gobiernan intendentes peronistas. La lista de CFK se impuso en Almirante Brown, donde gobierna el intendente Mariano Cascallares; en Avellaneda de Jorge Ferraresi; en Berazategui de Patricio Mussi; en Ensenada de Mario Secco; en Esteban Echeverría, de Fernando Gray; en Ezeiza de Alejandro Granados; en Florencio Varela de Julio Pereyra; en La Matanza de Verónica Magario; en Lomas de Zamora de Martín Insaurralde; en Presidente Perón, de Carina Biroulet.

Pero también cosechó triunfos en distritos oficialistas de esa sección electoral como San Vicente, donde gobierna el radical Mauricio González, y en Quilmes, donde el cocinero Martiniano Molina está a cargo del Poder Ejecutivo.

También podés leer: Vidal ratificó su primacía en las principales ciudades bonaerenses

De los siete distritos de la tercera sección en los que perdió Unidad Ciudadana, el peronismo gobierna solo en Punta Indio y Cañuelas. El resto son distritos del oficialismo.

Los mejores resultados de Unidad Ciudadana fueron en Florencio Varela, donde obtuvo 51,20% de los votos y en La Matanza, donde sumó el 50,11% de los sufragios.

Por otro lado, Unidad Ciudadana se impuso también en distritos de la primera sección donde gobierna el FPV como Escobar (Ariel Sujarchuk); Malvinas Argentinas (Leonardo Nardini), Marcos Paz (Ricardo Curuchet) y Moreno (Walter Festa).

A esos municipios se les sumó el triunfo en José C. Paz, tierra del intendente Mario Ishii, quien quiso competir dentro del PJ en las PASO contra Florencio Randazzo; y en Hurlingam, donde el jefe comunal Juan Zabaletta luego de las primarias abandonó el espacio del ex ministro de Interior y Transporte del kirchnerismo.

En esa sección, la lista de la ex presidenta consiguió un importante triunfo en General Rodríguez, donde gobierna Cambiemos con Darío Kubar.

En la segunda sección, ubicada en el norte provincial, ganó en Colón (intendente Ricardo Casi - FPV) y Zárate (Osvaldo Cáffaro - FPV).

Una provincia inundada de amarillo

Puesto en contraste de color, la imagen es contundente: el mapa provincial quedó pintado de amarillo. La fórmula de Esteban Bullrich y Gladys González se impuso en 114 municipios, en los que de la mano de la gobernadora María Eugenia Vidal cosechó 3.878.250 votos, 387.114 más que los de U.C.

El oficialismo logró triunfos con altos porcentajes en muchos distritos del interior en los que superó el 50 por ciento de los votos, pero las mejores performances las obtuvo en Puán, donde gobierna Facundo Castelli (64%); en Saladillo, intendencia radical de José Luis Salomón (60%); en San Isidro, del jefe comunal Ángel Posse (60%); en Vicente López, de Jorge Macri (60,7%); y en Coronel Rosales, de Mariano Uset (62,7%).

La lista oficialista ganó incluso en intendencias peronistas del interior como en Pehuajó, donde gobierna Pablo Zurro; y en Bolívar, donde el intendente y candidato a diputado provincial por el randazzista Frente Cumplir, Eduardo “Bali” Bucca, quedó en segundo lugar, casi 16 puntos por debajo de los 48,2% que cosechó Cambiemos.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS