Los atletas olímpicos, en alerta ante el peligro de un ENARD desfinanciado

Un artículo de la reforma tributaria que propone el gobierno elimina la alícuota del 1% a la telefonía celular, que funciona desde 2010 para costear al deporte argentino de alto rendimiento. "No volvamos al pasado", pidieron los atletas en un comunicado. Desde el oficialismo, aseguraron que las partidas ahora saldrán del Tesoro, pero eso pone en cuestión la autonomía del ente.
18 de Noviembre de 2017

La reforma tributaria que impulsa el gobierno de Mauricio Macri, que deberá pasar por el Congreso, toca el corazón del olímpico argentino. En su artículo 124, plantea la derogación del inciso A del artículo 39 de la Ley 26.573 que creó el Ente Nacional del Alto Rendimiento Deportivo. Ese punto es precisamente su financiamiento, establecido a través de la alícuota del 1% en las facturas de la telefonía celular. En caso de aprobarse la reforma tal como está planteada, dejaría en una situación crítica al presente y al futuro del deporte argentino, justo a menos de un año del comienzo de los Juegos Olímpicos de la Juventud que se harán en Buenos Aires.

Después de que se revelara ese aspecto de la reforma, adelantado por el periodista Ernesto Rodríguez III en su web Olímpicos Argentinos, el viernes por la tarde hubo reunión entre el presidente del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein, y los miembros de la Comisión de Atletas del Comité Olímpico. Luego de dos horas, la cuenta oficial del COA publicó un comunicado firmado Paula Pareto (oro en Río 2016), Walter Pérez (oro en Beijing 2008), Braian Toledo (lanzamiento de jabalina), Federico Gil (bronce en el mundial de tiro), Silvio Velo (campeón en fútbol para ciegos), Federico Molinari (campeón en gimnasia), Sebastián Crismanich (oro en Londres) y Federico Pizarro (capitán del equipo de handball), entre otros. "¿Por qué se propone esta vuelta al pasado? ¿Quién se beneficia? Nosotros sí sabemos a quiénes afecta", dicen. "Varios de nosotros vivimos este proceso transformador... no volvamos al pasado!!! El ENARD es lo mejor que nos pasó!!!".

Aprobado el 2 de diciembre de 2009, el ENARD comenzó a funcionar en marzo de 2010. Desde entonces, recaudó $ 2500 millones de pesos –si se cuentan los 680 millones estimados para este año– que sirvieron para que los atletas olímpicos sumaran experiencia, títulos, medallas, elementos de trabajo acordes a sus necesidades, y viajes a torneos internacionales. El salto de calidad quedó demostrado en los últimos dos Juegos Olímpicos, en los que se lograron cinco medallas doradas, y en otras tantas presencias inéditas en Mundiales, Panamericanos y otros torneos internacionales.

El inciso A del artículo 39 de la Ley 26.573, que pretende eliminar el gobierno, es el espíritu del ente autártico, ya que establece la financiación. La reforma, además, establece en su artículo 115 que ese 1% pase a integrar el impuesto sobre el importe facturado para la provisión de servicio de telefonía celular y satelital, que actualmente es del 4,166 por ciento.

"El ENARD va a seguir funcionando igual y será el Estado quien lo financie, lo único que cambiará es el financiamiento. En la secretaría siempre hemos pagado las becas al día. No es que como hombre del deporte estoy a favor de esto, pero como parte del gobierno digo que lo que se busca es motorizar la economía. Si el ENARD se queda sin fondos yo me voy a La Pampa. Pero no va a ser así", dijo el secretario de Deportes de la Nación, el exfutbolista Carlos Javier Mac Allister, en defensa de la medida.

Sin embargo, una de claves del ENARD –en donde la Secretaría y el COA están asociados y se alternan en la presidencia– es su autonomía. No depende de los recursos que envíe el Poder Ejecutivo. De aprobarse la reforma, que no fue consultada previamente con nadie de la comunidad deportiva, será el Tesoro el que asignará el dinero a la Secretaría y luego ésta lo transferirá al ENARD. Además, son varios los atletas que denuncian que hace dos meses no reciben el pago de su beca, como el equipo argentino de canotaje,

No todo termina allí. Los Juegos de la Juventud 2018 también son una bomba de tiempo. El plan original que ganó la compulsa en julio de 2013 ya mutó en varios monstruos: de las sedes presentadas para ganar ante el COI el 90% cambió de lugar (ni siquiera se llega a construir una pileta de calentamiento, algo obligatorio en eventos COI) y el presupuesto original, que era de 1000 millones de pesos podría llegar a casi 9000 millones, según un informe del mismo periodista, Ernesto Rodríguez III. El evento contará con un sobrecosto en pesos de más del 720%, el más alto de toda la historia olímpica.

Hace poco menos de un año la consultora FIEL, asesora del gobierno en el proceso de diagramar el nuevo plan tributario, entre unas de sus tantas sugerencias, había informado sobre la posibilidad de eliminar el gravamen del 1% a la telefonía celular. "Hay que quedarse tranquilo. Es algo que no pasa por la cabeza de ninguno de los funcionarios del gobierno", había dicho Esteban Bullrich, en ese momento ministro de Educación y Deportes, ahora senador electo por Cambiemos.

El ENARD es el caballito de batalla de Werthein, que adquirió un gran peso en los últimos años dentro del Comité Olímpico Internacional. El empresario puede jactarse de contar con el apoyo de los atletas nacionales y con el del presidente del COI, el alemán Thomas Bach. Pero Werthein, que integró hasta mayo de este año el directorio de Telecom, esperó hasta que la noticia fuera pública para manifestarse. 

Pero las expresiones negativas de diversos atletas obligaron a la de Werthein. Ahora queda ver si el gobierno se mantenga firme con este punto de la reforma o dará marcha atrás con una medida que pone en peligro al deporte olímpico.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS