Sin quórum, diputados de la oposición acusaron al gobierno de querer mantenerlos callados

Representantes de Juntos por el Cambio y otros bloques no consiguieron el número necesario para sesionar, y reaccionaron con fuertes declaraciones. “Están metiendo un nivel de tensión política en el medio de la pandemia que los convierte casi en irresponsables”, dijo Mario Negri.

(Foto: Telam)
28 de Mayo de 2020

El bloque de Juntos por el Cambio convocó a una sesión especial este jueves con el objetivo de avanzar en el rechazo del Decreto de Necesidad y Urgencia 457 que le otorga sin límites la distribución de partidas del Presupuesto vigente para afrontar las consecuencias económicas en el marco de la pandemia. Por cinco diputados no consiguieron el quórum, pero aprovecharon la ocasión para desahogarse adentro del recinto.

Los opositores necesitaban 129 voluntades para poder avanzar con la sesión de manera “mixta” tal como lo establece el protocolo de trabajo remoto que se aprobó en la primera reunión del pleno bajo esta modalidad y que debe ser renovado por las tres cuartas partes en la próxima convocatoria a sesión.

En total entre presentes en el recinto y conectados desde sus computadoras, se alcanzó el número de 123 representantes (26 en el hemiciclo y 97 de manera virtual). Además de los 116 legisladores de JXC, se sumaron Graciela Camaño, Jorge Sarghini, Enrique Estévez y Luis Contigiani del interbloque Federal, así como también José Luis Ramón, titular del espacio Unidad por el Desarrollo Federal, y por el Frente de Izquierda, Nicolás Del Caño y Romina Del Pla.

“Sergio no te vas a levantar que lo podemos dar vuelta”, bromeaban desde sus bancas diputados radicales mientras un grupo de trabajadores de informática y modernización ayudaban a la diputada Del Pla, que tenía problemas para loguearse. Tras 45 minutos de espera, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa dio por “fracasada” la convocatoria.

Tal como establece el artículo 36 bis del reglamento interno de la Cámara, los representantes tuvieron la posibilidad de hacer expresiones en minoría y en donde cada uno pudo hacer uso de la palabra por 5 minutos.

En ese momento, el diputado del PRO Pablo Tonelli, señaló que el artículo 4 del DNU 457/20 “viola el sistema de división de poderes” al establecerse que “el jefe de Gabinete puede disponer la totalidad del Presupuesto nacional. Puede reestructurar la totalidad del Presupuesto” insistió al tiempo que resaltó que “alterar el sistema de reparto de poderes que establece la Constitución Nacional está reñido con el espíritu de la propia Constitución Nacional. Esta es la razón esencial por la cual nos oponemos e impugnamos ese artículo”.

En tanto, el radical Gustavo Menna se refirió al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, a quien tildó de “burócrata y de no conocerle la voz” ya que en estos meses no ha cumplido con la obligación constitucional de presentarse ante las cámaras del Congreso.

Desde el Intebloque Federal, el socialista Enrique Estévez aseguró: “Nosotros vamos a defender, en base a nuestra coherencia, las facultades del Congreso Nacional, gobierne quien gobierne, y vamos a participar de instancias como estas, convoque quien convoque. Estamos convencidos de que necesitamos tener un rol activo desde el Congreso, no solo en esta situación excepcional”, manifestó.

Al finalizar la reunión, los presidentes de los tres bloques que integran Juntos por el Cambio brindaron una conferencia de prensa en la que Mario Negri expresó: “Sabíamos que era muy difícil conseguir el quórum, la lucha contra la pandemia no significa que se cierren las instituciones, que nadie hable, que nadie controle”.

Ante la pregunta de Tiempo sobre cómo será el rol de la oposición respecto a los temas que está planteando el oficialismo sobre espionaje y endeudamiento, Negri respondió: “Creemos que están metiendo un nivel de tensión política en el medio de la pandemia que los convierte casi en irresponsables y nos llama la atención que aumenta el número de infectados y aumenta el número de conflictos políticos. Es como si quisieran desviar la atención y la pandemia no implica vivir de emergencia”.

“Estamos al lado de la lucha por la pandemia, pero eso no significa que se cierren las instituciones, que nadie hable, que nadie controle y menos aún que se quieran dar el gusto de cambiar el eje de la discusión en la Argentina. Han sido papelones los de la comisión bicameral de endeudamiento, parecía una película del canal Volver. Esperamos que tengan un grado de sensatez porque de la situación que está la Argentina salimos todos juntos, no salen solos” agregó el radical.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS