Una Bariloche cada vez más militarizada recibió a Macri

La presencia de las distintas fuerzas de seguridad en el sur dejó de ser novedad para convertirse en lo habitual. La persecución a los mapuches no cesa. 

(Foto: Presidencia)
20 de Julio de 2018

El Presidente Mauricio Macri se reunió este viernes con empresarios y representantes de la Mesa de Turismo de Bariloche, con el gobernador de Río Negro Alberto Weretilneck y el intendente local Gustavo Gennuso, en una semana en la que los ataques de las fuerzas federales a la comunidad mapuche, especialmente al Lof Lafken Winkul Mapu, en Villa Marscardi, se repitieron e intensificaron, y en una ciudad barilochense donde, según pudo saber Tiempo, la militarización dejó de ser una novedad para convertirse en parte de la rutina de sus habitantes.

En ese clima, al llegar al aeropuerto el mandatario expresó: “Creemos que todos tenemos que vivir dentro de la ley, que nadie puede creerse que está por arriba de la ley. Estamos dispuestos a dialogar todo lo necesario, pero no podemos aceptar que haya nadie en la Argentina que se pueda apropiar de lo que no les pertenece”.

Además del gobernador Weretilneck y el intendente Genusso, acompañaron al Jefe de Estado el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis y el viceministro de Interior, Sebastián García De Luca, entre otros funcionarios. La reunión se concretó a bordo del barco Modesta Victoria, que salió de Puerto Pañuelo, en el Lago Nahuel Huapi, en medio de un fuerte operativo de seguridad federal. 

"También hemos acordado con el gobernador (por Weretilneck) y con todos los gobernadores que tenemos que bajar los impuestos. Los argentinos necesitan pagar menos impuestos para que haya más trabajo y más desarrollo”, afirmó. “Y para eso, de una vez por todas, debemos lograr tener un Estado que no sea una mochila" sostuvo Macri. 

La calle

Esta semana, dos días después el acuerdo alcanzado con la administración de Parques Nacionales de sentarse en una nueva mesa de diálogo, prevista para la semana próxima en la Universidad del Comahue, fuerzas federales ingresaron a los tiros la comunidad del Lof Lafken Winkul Mapu, en Villa Mascardi.  Por su parte, el Ministerio de Seguridad aseguró que efectivos de las fuerzas federales y funcionarios del Poder Judicial supuestamente fueron "agredidos por miembros de la comunidad mapuche" mientras se realizaba una inspección ocular en el Hotel Mascardi. Posteriormente, manifestantes cortaron la Ruta 40 a la altura de Villa Mascardi durante unas cuatro horas y recrudeció la tensión. 

Mientras tanto, según supo Tiempo, el incremento de la seguridad de todo tipo de fuerzas federales y provinciales durante la visita de Macri a Bariloche no fue ninguna sorpresa, ya que desde meses atrás, especialmente tras el asesinato del joven mapuche Rafael Nahuel en noviembre pasado en un predio lindero al Lago Mascardi, la ciudad está militarizada. 

Fuentes gremiales comentaron a Tiempo que, además de la presencia de efectivos de todo tipo y jurisdicción en la ciudad, en las avenidas comerciales frecuentadas por la clase trabajadora de la ciudad -no así en las del área turística-, como Avenida Onelli y otras, es habitual ver circular efectivos policiales en motos sin identificar, de dos en dos, con casco y frecuentemente a cara tapada. "Hay militarización e intimidación, cuando planteamos una acción gremial tenemos que planificarla muy bien para no caer en provocaciones", marcaron.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS