Una estrategia que se construyó paso a paso

Cristina Kirchner y Alberto Fernández ofrecieron en las últimas semanas sobradas señales del vínculo que este sábado se oficializó como fórmula presidencial. El ex jefe de gabinete fue hasta ahora el responsable de la reconversión de CFK. Ahora lo convoca para ser el articulador de la unidad para lograr el "contrato social" reclamado en la Feria del Libro.

(Foto: Partido Justicialista)
18 de mayo de 2019

El anuncio de la expresidenta Cristina Fernández tiene una fachada y una contracara. Minutos después de conocerse el video donde devela que la fórmula que impulsará llevará a Alberto Fernández como candidato a presidente y que ella lo acompañará como candidata a vicepresidenta, las especulaciones y lecturas políticas ganaron los medios de comunicación en todos sus formatos.

Sin embargo, es posible detectar en las últimas movidas de la ex presidenta una planificación por pasos que arrancó con la presentación de su libro, Sinceramente –como ella misma lo dijo: alentado por Alberto Fernández, única figura política sentada en la primera fila en la Feria del Libro-, continuó con su aparición en la reunión del PJ para avisar que se ponía a disposición para ocupar el lugar que mejor conviniera a la unidad del PJ, y se completó el viernes, con la significativa foto del ex jefe de Gabinete y Máximo Kirchner con los intendentes del Conurbano.

Quienes piensan en una fórmula en la que el candidato presidencial oficiará de “chirolita” de “la jefa”, tal vez desconozcan la historia del desembarco del kirchnerismo en las ligas nacionales.

El “armador” que le permitió al matrimonio Kirchner trascender las fronteras santacruceñas fue justamente Alberto Fernández, desde sus oficinas porteñas. El primero que confió y convenció sobre la importancia del “pingüino” al que la mayoría desconocía, comulgó con su estilo de construcción política, acompañó sus decisiones, es el mismo que, en la recomposición de su vínculo con CFK, actuó aportándole a la expresidenta la herramienta de la que careció desde 2011 en adelante, cuando –tras la muerte de Néstor Kirchner, quien comandaba el diálogo y la contención política con el PJ-el desempeño electoral  del FpV ingresó en un descenso imparable.

Si CFK sostuvo que lo que viene es el consenso social, la unidad con quienes hasta hace poco tiempo parecía impensada, y un período de reconstrucción del tejido social por demás complejo, la elección de Alberto Fernández no parece caprichosa. Cristina le está otorgando el rol de articulador que ella misma no podría desempeñar, y ese rol, en una etapa que requerirá consensos fuertes, dista mucho del que le asignarán de ahora en más quienes apunten a bajarle el precio. Resta saber cómo toma la sociedad esta propuesta.

También podés leer:

Cristina será candidata a vicepresidenta de Alberto Fernández

Luego del anuncio de CFK, Macri pidió que salgan a las calles para defender a su gobierno

Una estrategia que se construyó paso a paso

Gobernadores e intendentes salieron a respaldar la fórmula

Las primeras reacciones luego del anuncio de la fórmula Fernández-Fernández

Alberto Fernández y Maximo Kirchner definen las candidaturas en el Conurbano

Las palabras de CFK

Luego del anuncio de CFK, Macri pidió que salgan a las calles para defender a su gobierno

Lombardi, Finocchiaro y Carrió se refirieron a la candidatura de Alberto Fernández

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual