"Vamos hacia la recuperación, pero está tardando más de lo que nos hubiese gustado"

El Indec informó una caída superior al 13% en septiembre y una pérdida de 61 mil puestos de trabajo en agosto. El presidente de la cámara empresaria sectorial apuesta todo al último trimestre y el resto de los empresarios se afirma en la cautela. De fondo, la industria profundiza su caída.
1 de Noviembre de 2016

El titular de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Juan Chediack, evaluó que la recuperación de esa importante actividad de la economía está tardando más lo que les hubiese gustado y asoció la coyuntura a la caída de la industria en general y a la desaceleración del consumo.

Las declaraciones del empresario se produjeron a pocos minutos de la publicación del oficial Indice Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) que arrojó en septiembre una caída del 13,1% interanual y del 12,8% en el acumulado enero-septiembre respecto al mismo tramo del año pasado. 

El mes pasado el ISAC había dado una caída del 3,7% que el gobierno nacional leyó como un punto de inflexión. Pocos días después, en el marco de la Convención Anual de la Construcción el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, no dudó en asegurar que la economía en general y la construcción en particular habían dejado de caer; una impresión que compartieron los anfitriones en líneas generales.

Sin embargo la recesión no da tregua y pega donde más duele porque se perdieron 61.088  puestos de trabajo entre agosto del año pasado y agosto de 2016, una caída del 13,5% considerando solamente la parte que hace aportes y contribuciones al sistema previsional y sin contar los puestos informales. 

Aun habiendo reconocido que la caída es más de la esperada, Chediack llamó a “no mirar la foto sino la película completa”. El referente del sector empresario rescató que en lo que va de 2016 la actividad logró recuperar 4.600 puestos de trabajo y desaconsejó que se tome como referencia el nivel que la actividad ostentó el año pasado: “septiembre de 2015 fue una bestia de bueno pero eran obras que arrancaron y pararon; no tuvieron que ver con un plan sustentable como vemos ahora”, comparó.

En esa línea, el dirigente expresó que “ha habido una caída vinculada a la desaceleración general de la industria. De todos modos hay una recuperación, que está tardando más de lo que nos hubiese gustado, pero vamos hacia la recuperación”. 

Un 52% de los empresarios dedicados a la obra privada que respondieron a la encuesta cualitativa del ISAC consideró que en lo que resta del año la actividad no cambiará (40%) o empeorará (12%). El 48% restante coincide con el hombre de la Camarco y prevé un crecimiento.  Entre los que se dedican a la obra pública, un 51% vaticinó crecimiento mientras que el 49% restante prevé que el ritmo no cambiará (40,8%) o empeorará (8,2%).

Entre las claves de la recuperación, Chediack resaltó los números de los despachos de cemento que en los últimos meses “se recuperaron un 12%”; los proyectos de Aysa (“se está firmando un contrato por día); las obras de los ferrocarriles; las obras viales y la vivienda social.

La pequeña obra privada, que en 2015 explicaba en un 50% el ritmo positivo de la actividad, este año no levanta cabeza. El titular de Camarco reconoció que esta parte de la actividad “está muy parada” como consecuencia del estatismo de la obra pública. “La actividad da toda una vuelta: si hay obra hay ingresos y hay consumo. Lo que estamos viendo hoy es un parate fuerte del consumo que se fomentó en los años anteriores”.

Marco de fondo

El Indec también publicó su Estimador Mensual de la Industria (EMI) con una caída del 7,3% en septiembre y del 4,6% en el acumulado enero-septiembre.

El peor número fue el de la industria del acero, que cayó un 23,1% (27,8% en el caso del acero crudo). Detrás quedó la industria automotriz, con un retroceso del 22,5% en el noveno mes del año. En el rubro alimenticio, la caída de septiembre fue del 5,9 por ciento interanual y del 1,9% en los primeros nueve meses del año.

También cayeron con fuerza los productos de edición e impresión (-16,2%); los textiles (-12,1%) y los de caucho y plástico (-11%). El tabaco apreció una caída del 8,8% en general.

Pese a los malos datos, el 81,4% de los empresarios consultados en la encuesta cualitativa del EMI aseguró que no realizará cambios en su dotación de personal.

Capacidad Instalada

El uso de la capacidad instalada de las empresas fue del 63,9% en septiembre, con un leve aumento del 0,3% en relación con agosto de este año. El dato del trimestre es a su vez un punto inferior al que arrojó el segundo trimestre del año.

Las empresas dedicadas a la producción de manufacturas de caucho y plástico, de impresión y edición, metalmecánicas y a la producción automotriz apreciaron porcentajes de uso de sus instalaciones menores al nivel general. En particular las fábricas de automóviles están trabajando apenas por encima del 50% de sus posibilidades. 

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS