Vendedores de autos usados piden más proteccionismo

Esperan más regulación en las importaciones de 0km desde Brasil, después de que en 2016 se derrumbaran las ventas del sector.
14 de diciembre de 2016

El titular de la Cámara de Comercio Automotriz (CCA), Alberto Príncipe, reclamó un convenio que regule las importaciones de autos 0km desde Brasil para evitar que en 2017 se pronuncie el derrumbe del mercado local de usados, que cayó en noviembre cerca del 12%. 

El empresario lamentó los números actuales de segunda mano y vaticinó que de no mediar un cambio político vinculado al comercio exterior "la situación va a continuar como está porque no es posible una solución mágica sino económica". Para Príncipe, la cuestión de Brasil "es el dedo en la llaga" porque la mayoría de los autos nuevos que se venden en la plaza local son exportados por las terminales del país vecino. "Los autos que vienen cuestan el 50% de lo que cuesta un auto de fabricación argentina", explicó el hombre de la CCA. 

La esperanza en que el gobierno escuche el reclamo es poca: "No pedimos que se frene la relación con el socio del Mercosur sino que se propicie un convenio para moderar la entrada de autos. No creo que suceda pero tiene que haber algún tipo de pacto que atenúe esta relación". El mercado, advirtió el empresario, "es hábil y los consumidores también: los usados no se van a vender hasta que los precios sean apetitosos" para los que están en la búsqueda.  

En un comunicado oficial de la CCA, Príncipe adelantó que a fin de año la caída del mercado de usados será de entre el 15% y el 16%. El desbarranco de las ventas, agregó, se debe a la pérdida de poder adquisitivo del salario y la dura competencia que supuso la oferta de autos 0km a precios bajos y con financiamiento a tasa cero. 

Los datos recolectados por la CCA informan que en noviembre los comercios del sector transfirieron 130.215 unidades, lo que representó una suba del 3,73% respecto de octubre, un mes en el que se vendieron 125.527 vehículos. 

Sin embargo, en la comparación con el noviembre de 2015, cuando se registró un total de 147.957 unidades vendidas, las cuentas de los concesionarios de segunda mano bajaron un 11,99%. 

De esta manera, en los primeros 11  meses del año se comercializaron 1.372.861 vehículos usados, una caída del 15,70% en la comparación con igual período de 2015 (1.628.529 unidades), detalló la CCA. 

Príncipe lamentó que 2016 fue un año en el que la crisis y la retracción del consumo hicieron “temblar las estructuras” del negocio. “Está terminando el 2016 y noviembre nos muestra la misma tendencia que se dio durante todo el año: sigue la baja.  Esta vez fue del casi 12% comparado con igual mes del 2015. A esta altura del año, podemos decir que el mercado de autos usados caerá entre un 15 y 16%”, adelantó el dirigente empresarial. 

Con esos números, a fin de año “el sector rondará el 1.500.000 de unidades. Un año que hizo temblar nuestras estructuras, como nunca. Un año marcado por el cambio de tendencia en el consumidor, debido a la crisis económica que soportó nuestro país”. 

El titular de la CCA resaltó en el comunicado que hubo “cambios” en los precios de las unidades usadas que “el público no acepto todavía, debido a las monumentales bonificaciones que se hicieron y hacen en los autos 0k y, sobre todo, haber entablado una lucha desigual en cuanto a la financiación, prohibitiva para el usado y ventajosa para el 0km con tasa 0 ofrecida por las terminales”. En la charla con Tiempo aseguró que la baja fue de entre el 20 y el 30% en los casos del Volkswagen Gol y el Chevrolet Corsa, los modelos que encabezan la nómina de los más vendidos. 

Para los meses que vienen, el empresario depositó expectativas en el funcionamiento de las medidas económicas tomadas por el gobierno nacional. “Añoramos que la gente vuelve a recorrer nuestros locales” pero alertó sobre el peso del principal socio comercial de la región, que está paliando el estatismo de su propio mercado colocando su producción en la Argentina y que cuenta además con un stock de dos millones de unidades. 

Aunque para los vendedores de usados ese stock es una amenaza que amenaza con prolongar la crisis, los concesionarios de autos nuevos le bajan el tono a la polémica con el argumento de que Brasil no puede ingresar más producción de la prevista en el acuerdo bilateral que le permite colocar producción por U$S1,5 por cada dólar que recibe en exportaciones desde Argentina.  

La provincia que más bajó sus ventas entre enero y noviembre fue Mendoza, con un retroceso del 19,86%; seguida por Córdoba, 19,20%; Entre Ríos, 18,76%; Santa Fé, 17,10%; la provincia de Buenos Aires, 16,51%; Tierra del Fuego, 15,93 por ciento; Capital Federal, 15,36%; Santa Cruz, 14,68%; Chaco, 13,09%; Tucumán, 12,97%; Misiones, 12,87%; San Juan,11,98%; Salta, 11,74%; San Luis, 11,51%; y Jujuy, 10,92 por ciento. En tanto, en Chubut las ventas cayeron un 10,28%; en Santiago del Estero, un 9,89%; en Neuquén, un 9,45%; en Río Negro, un 9,31%; en  Corrientes, un 8,24%; en Catamarca, un 7,12%; en La Rioja, un 5,66%; en Formosa, un 2,03%; y en La Pampa, el 0,80%

La CCA informó también que los  autos usados más vendidos en noviembre por marca y modelos fueron: los VW Gol y Gol Trend (8.215 unidades); los Chevrolet Corsa y Classic (5.638); el Renault Clio (3.738); el Ford Fiesta (3.118); la Toyota Hilux (3.002); la Ford Ecosport (2.698); el Fiat Palio (2.696); el Fiat Uno (2.438); el Ford Focus (2.288); y el Ford Ranger (2.226).

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual