El gobernador Axel Kicillof anunció este viernes la firma de un contrato por 5 millones de dosis de la vacuna CanSino que se sumará a los 10 millones de Covaxin que se cerró la semana pasada. Las dosis serán puestas a disposición del gobierno nacional.

En conferencia de prensa sobre la situación epidemiológica provincial por la pandemia, el mandatario confirmó que, hace una semana, se firmó un contrato de aprovisionamiento con el laboratorio chino Cansino Biologics INC, lo que le permitirá a la provincia contar con 5 millones de dosis más. “Se firmó el 4 de junio pero por condiciones de confidencialidad del laboratorio recién hoy lo podemos hacer público”, explicó Kicillof.

Se trata de la segunda compra que logra cerrar el gobierno provincial, aunque igual que en el caso de las vacunas encargadas al laboratorio Bharat Biotech, no hay todavía fecha de entrega. A diferencia de la Covaxin, la vacuna de Cansino ya fue aprobada este viernes para su uso de emergencia por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Kicillof explicó que la llegada de las dosis dependerá de tres condiciones: que el laboratorio cuente con disponibilidad de dosis, que el Gobierno Chino apruebe el contrato firmado hace una semana y, por último, que tanto el gobierno nacional como provincial requieran de las dosis.

La vacuna de CanSino es de una sola dosis y cuenta con una efectividad del 68,8% para prevenir contagios de coronavirus y del 95,5% para evitar los casos graves de la enfermedad, precisó el gobernador.

Kicillof volvió a criticar a la oposición por “buscar sacar ventaja” de la vacunación y, aunque sin mencionarlo, cuestionó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que anunció que está en tratativas con el mismo laboratorio chino para adquirir 300 mil vacunas.

“No le veo ninguna explicación a tratar de hacer una suerte competencia con las vacunas, quién consigue y quién no. Nosotros venimos trabajando con el laboratorio CanSino desde junio del año pasado. Lo que pasa es que algunos buscan sacar ventaja electoral de esto y para lo único que estamos es para conseguir mayor suministro de vacunas que es un tema muy complejo”, señaló. Y remarcó que la Argentina está “en el lugar 21 sobre 200 países así que vamos muy bien”.