Tras una nueva y extensa jornada de discusión en la Comisión de Presupuesto y Hacienda que encabeza el oficialista Carlos Heller, el Frente de Todos logró conseguir dictamen de mayoría para tratar este jueves el proyecto del Presupuesto 2022. La oposición dará quórum, pero dejará a los representantes del gobierno votando en soledad.

Con 25 firmas a favor, este miércoles el FdT alcanzó a firmar dictamen de mayoría tras una veintena de modificaciones al proyecto que presentó el ministro de Economía Martín Guzmán el lunes. La mayoría de los cambios fueron guiños para los gobernadores, principalmente del norte del país, que pidieron beneficios para sus provincias. Los representantes de Juntos por el Cambio (espacio que amplió su bloque en las últimas elecciones) presentaron un dictamen de rechazo, al igual que el diputado schiarettista Ignacio García Aresca, quien forma parte del interbloque Federal. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entre los cambios informados por Heller, se destaca un incremento del 70% para el Fondo de Compensación al Transporte Público de Pasajeros, uno de los reclamos de los gobernadores, que fue tema también durante la reunión que Sergio Massa y Máximo Kirchner mantuvieron con mandatarios del Norte Grande: de los 27.000 millones de pesos previstos, se pasará a 46.000 millones. Otra suba de recursos estará destinada a la provincia de La Rioja, que recibirá una asignación de 24 mil millones de pesos, más 1.000 millones a los municipios, de los cuales 500 deberán estar destinados a la capital. 

En materia de energía, se anunció una ampliación de la exención del impuesto a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono, a las importaciones de gasoil, diésel oil, y su venta y/o entrega en el mercado interno durante 2022, a los fines de compensar los picos de demanda que no pudieran ser satisfechos por producción local.

Otro cambio fue la eximición de pago de derecho de importación y otras restricciones a la importación de bienes de capital e insumos que realice la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande. Las modificaciones en el proyecto demandarán $180.000 millones, que el oficialismo no precisó de dónde saldrán.  

Los despachos de rechazo presentados por la oposición plantean críticas similares, como que el proyecto propone cifras macroeconómicas inconsistentes. Además, se afirma en la bancada opositora que la baja de subsidios está prevista en el presupuesto 2022, pero no hay un programa anunciado de cómo se va a implementar, ni hubo respuesta del ministro ni del secretario de Energía al respecto. 

Por otro lado, molestó a la oposición que el gobierno quiera dar un debate acelerado, pese a que no presentó el plan plurianual que había anunciado para los primeros días de diciembre, ni los lineamientos de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. 

Durante el debate en comisión, JXC criticó la proyección que hace el gobierno de inflación del 33% para 2022 y el oficialismo se encargó de recordar como la pifió el gobierno de Mauricio Macri con los indicadores presentados tres años seguidos. «Proyectaron inflación de un dígito en 2019 y terminaron con 53,8», coincidieron en sus exposiciones los diputados del FDT. 

Números complicados para el Frente de Todos 

Por ahora, el bloque que comanda Máximo Kirchner muestra números en pérdida al contar los apoyos dentro de la Cámara que preside Sergio Massa. Tiene 118 integrantes y sumaría los cinco del interbloque Provincias Unidas que preside el rionegrino Luis Di Giacomo.

Juntos por el Cambio, dividido en diez sub bloques, por lo general votará en contra, aunque habría diputados que se abstendrían. Si bien hubo dudas de qué posiciones tendrán los radicales que responden al gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, o al de Jujuy, Gerardo Morales -que el año pasado acompañaron el Presupuesto 2021-, desde la bancada aseguraron a Tiempo que se manifestarán en contra.

Incluso, el gobernador correntino, afirmó en declaraciones televisivas que «se facilitará el quórum, pero no podemos votar un presupuesto con 30% menos de recursos para Corrientes, habiendo un 50% de inflación. No podemos cortarnos las piernas».

Los federales anticiparon ir por la negativa, así como también el Frente de Izquierda y los libertarios. El bloque Ser, que integran los diputados Felipe Álvarez (La Rioja) y Claudio Vidal (Santa Cruz) por estas horas también se inclinan por el voto en contra.

El oficialismo deberá negociar para conseguir que las abstenciones no sean superiores a los apenas 123 diputados a favor del Presupuesto 2022 hasta el momento. Para eso, apuntan a que buena parte de los integrantes de los bloques opositores ni siquiera tomen asiento al momento de dar quórum. Todos cálculos de escasez para el Frente de Todos en Diputados tras la derrota de noviembre. Seguirán las negociaciones, porque el final está abierto.