El gobierno de Mauricio Macri se entrometió en la investigación judicial por la desaparición y posterior muerte de Santiago Maldonado. Un integrante de la “mesa judicial” fue el emisario encargado de entrevistarse con el juez que quedó a cargo de la investigación y archivó la causa como “ahogamiento” accidental, Gustavo Lleral.

Además, sin razón alguna, el número de teléfono de la madre de Santiago Maldonado figura en la agenda del secretario privado de Macri,  pero está registrado más de un año antes de la desaparición. En el mismo aparato, aparece una cadena de mensajes que atribuyen “todo este show” a Cristina Fernández de Kirchner y a una supuesta “consuegra montonera”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Toda la información está contenida en el aparato celular secuestrado a Darío Nieto, la mano derecha de Macri y candidato por Juntos a legislador por la Ciudad de Buenos Aires.

El 22 de setiembre de 2017, cuando Santiago Maldonado aún estaba desaparecido y la causa pasó de manos del juez Guido Otranto a la de Gustavo Lleral, Nieto anotó en el bloc de notas de su teléfono: “Gustavo Llerald (sic). Lo nombramos nosotros. Está bien. Serio. Ya tuvimos contactos. Mahiques va a verlo el lunes”.

En efecto, Lleral quedó ternado en el Concurso 303 como juez federal de Rawson; Macri envió el mensaje al Senado pidiendo acuerdo para su designación el 10 de febrero de 2016 (dos meses después de su asunción) y promulgó el decreto con su nombramiento el 16 de junio de ese año.

“Mahiques” parece aludir a Juan Ignacio Mahiques, exrepresentante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, uno de los hombres que integró la “mesa judicial” del macrismo, subsecretario de Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia bajo la gestión de Germán Garavano y, desde octubre de 2019, fiscal general porteño, designado por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

Nieto anotó: “ya tuvimos contactos”. Si eso fue cierto, entonces el gobierno de Macri se movió con la velocidad de la luz, o acaso conociendo de antemano lo que iba a pasar.

El 18 de septiembre, por primera vez, la familia de Maldonado comenzó a evaluar la posibilidad de recusar al por entonces juez de la causa, Guido Otranto, cuya investigación parecía orientada a despegar a la Gendarmería de cualquier responsabilidad. Al día siguiente, la familia de Maldonado concurrió al juzgado, pero Otranto no los recibió. Nunca lo hizo, pero sí lo visitaban los abogados de la Gendarmería. Ante esa situación, la querella preparó la recusación. El 20, porque un grupo de mapuches tomó el juzgado. La recusación ingresó  finalmente a la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia el 21 de septiembre y al día siguiente, el 22 (justo cuando Nieto anotó los “contactos”), a las 14, Otranto estaba afuera y el nuevo juez era Lleral.

Poco más de un año después, el 29 de noviembre de 2018, Lleral consideró que Santiago Maldonado murió ahogado en el río Chubut por su propia impericia al adentrarse en las gélidas aguas vestido con mucha ropa y sin saber nadar. Un cuadro tan fatal como accidental, que dejaba a salvo de cualquier responsabilidad a la Gendarmería  y al Ministerio de Seguridad, por entonces a cargo de Patricia Bullrich.

La Cámara Federal de Comodoro Rivadavia revocó el archivo y reabrió la causa. Desde entonces, el expediente tiene escasos, casi nulos, movimientos.

Santiago Maldonado desapareció el 1º de agosto de 2017. Sin embargo, en el teléfono de Nieto aparece registrado el teléfono de su madre, Stella Peloso, el 29 de mayo de 2016. ¿Por qué? Es difícil creer que hubo un error de calendario, porque la precisión sobre la designación de Lleral fue quirúrgica. Otras múltiples anotaciones, vinculadas con asuntos públicos, tampoco muestran discordancias de fechas.

¿Qué hacía el teléfono de la madre de Maldonado en el teléfono de Nieto un año y tres meses  antes de su desaparición?

Además, Stella Peloso aparece registrada como “Madre Sgo Maldonado”. No es una homónima ni un error. Es ella.

Cuando desapareció Santiago, ¿alguien del gobierno se comunicó con la familia? Sí, el propio Mauricio Macri. Habló, efectivamente, con Stella. Lo hizo al teléfono de línea, no a un celular. Fue el día en que se obtuvieron los resultados de la autopsia, que el juez Lleral interpretó como elocuencia de una muerte accidental.

En el teléfono de Nieto aparece, además, una cadena de whatsapp que vincula a Cristina Fernández de Kirchner con “el show”, una curiosa forma de definir a los reclamos de aparición con vida de Santiago Maldonado.

“¿Queda alguna duda, quien esta detrás de todo este show? La tía de Santiago Maldonado es María Josefa Fleming, la consuegra ‘montonera’ de Cristina, esposa de Fernando Vaca Narvaja y también exmilitante de Montoneros, es la madre de Camilo Vaca Narvaja, pareja de Florencia Kirchner. Googleenlo, nadie habla de esto. Difundan por favor!! Cuanta hipocresía!!”.

Nieto recibió el whatsapp el 18 de octubre de 2017, un día después de la aparición del cuerpo de Santiago Maldonado. Desde ese mismo número, fue convocado un “cacerolazo digital” con la consigna: “No podemos permitir que nos gobiernen nuevamente los K, delincuentes corruptos con más causas penales que diplomas”.   «