El presidente Alberto Fernández, junto al jefe de Gabinete Juan Manzur y el ministro del Interior Eduardo “Wado” de Pedro, se reunieron con 19 gobernadores, gobernadoras y representantes de provincias para debatir sobre la audiencia de conciliación convocada por la Corte Suprema entre el Gobierno Nacional y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por los fondos que traspasó Mauricio Macri a Horacio Rodríguez Larreta apenas asumió como presidente. Coincidieron en que una eventual medida cautelar, sin resolver la cuestión de fondo, implicaría la destrucción del sistema federal, convalidando una distribución injusta e injustificada de los recursos nacionales en detrimento de todas las provincias del país.

«Los que se la pasan hablando de República y federalismo van a buscar al Poder Judicial lo que no consiguen con los votos y en el Congreso, para tratar de convalidar una injusticia. Recuperar no es quitar. Estamos defendiendo el federalismo, sin mentiras ni picardías», dijo De Pedro tras la reunión.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En enero de 2016 un simple decreto de Macri llevó el porcentaje de fondos coparticipables de la Ciudad de 1,4% a 3,75% para acompañar el traspaso de la Policía Federal a la Policía de la Ciudad. Nunca estuvo claro cuántos agentes pasarían a la órbita porteña ni tampoco hubo un inventario de los bienes recibidos por la Capital. De hecho, el primer decreto ni siquiera mencionaba que los recursos extra debían destinarse a seguridad. En 2018, Macri bajó el monto de 3,75% a 3,4%.

Los recursos de origen nacional transferidos a la Ciudad de Buenos Aires desde 2016 hasta 2019 excedieron a los gastos netos de transferencia de servicios de seguridad en $86.269 millones, según recopiló el equipo de Silvina Batakis, al frente de la Secretaría de Relaciones con Provincias del Ministerio del Interior, para cada uno de los años del período 2017-2019.

Este miércoles concurrieron a Casa Rosada los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Raúl Jalil (Catamarca), Jorge Capitanich (Chaco), Mariano Arcioni (Chubut), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa), Sergio Ziliotto (La Pampa), Ricardo Quintela (La Rioja), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Omar Gutiérrez (Neuquén), Sergio Uñac (San Juan), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Omar Perotti (Santa Fe), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Osvaldo Jaldo (Tucumán), el vicegobernador Antonio Marocco (Salta) y el fiscal de Estado de San Luis, Eduardo Allende. También se encuentran, de manera virtual, el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, y el vicegobernador de Río Negro, Alejandro Palmieri.

El encuentro fue a pedido de los gobernadores con el objetivo de informarse sobre el estado de la mediación convocado por la Corte Suprema, a raíz de una presentación del Gobierno de la Ciudad por la restitución de los fondos excedentes asignados por Macri con la justificación del traspaso de la Policía Federal a la órbita porteña.

El presidente Alberto Fernández afirmó que “esta discusión se da por el abuso de que alguien decidió darle más a la Ciudad de lo que le correspondía por ley” y puntualizó: “Nosotros estamos cumpliendo con la ley. Lo que está en juego es cómo funciona el sistema federal en la Argentina, que está en crisis. Soy porteño pero no me gusta vivir en una ciudad que demuestra tanta desigualdad con el resto del país. No quiero ser la Bélgica de la Argentina sino parte de la Argentina”.

Por su parte, Manzur sostuvo: “Este es un tema que toca recursos federales, que tienen que ver con cada una de nuestras provincias y con el federalismo. Y la idea de este encuentro es mostrar los antecedentes y dónde estamos, para que así todos entendamos las decisiones que estamos tomando y veamos de qué manera podemos tener alguna injerencia en la defensa de esos recursos”.

Eduardo De Pedro afirmó al respecto que “los fondos transferidos por Macri a la Ciudad de Buenos Aires son más del doble que el costo de la Policía Federal”. Agregó en ese sentido: “Esa es la discusión que hoy está en la Corte y nosotros como Gobierno Nacional, pese a esa discrecionalidad, estamos garantizando el funcionamiento de esa fuerza mediante la ley 27.606”. Y subrayó: “No se trata de una quita de fondos, es la recuperación del exceso de recursos que fueron a la Ciudad en detrimento de todos los argentinos y las argentinas, tal como lo expresaron hoy los gobernadores y gobernadoras de 19 jurisdicciones”.

La palabra de los gobernadores

El gobernador Jorge Capitanich sostuvo a su vez que “hay una exacción ilegal de recursos por parte de la ciudad de Buenos Aires al resto de las provincias argentinas”, recordó que “el 28% de la distribución territorial de los recursos están en CABA” y anticipó que se presentará en la Corte como “amicus curiae”.

Su par santiagueño Gerardo Zamora, por su parte, sentenció: “La ciudad de Buenos Aires nos ha robado al país durante la era de Macri más de 500 mil millones de pesos en exceso, indebidamente y por un decreto. Lo que hicieron fue consolidar un atropello al federalismo”. Y el santafecino Omar Perotti aseveró: “Tenemos que recuperar esos fondos de la Nación porque en la misma materia de seguridad somos muchas provincias las que lo necesitamos”.