El hijo de Julio López, desaparecido en septiembre de 2006, criticó a los que desvalorizan la búsqueda de Santiago Maldonado, cuya desaparición forzada se produjo a manos de la Gendarmería nacional en la represión en Esquel el 1 de agosto, a partir de la comparación con el caso de su padre.

Rubén López acusó a quienes recuerdan la desaparición su padre para no hablar de Santiago Maldonado de no tener «autoridad moral». En declaraciones a Radio 10, sostuvo: «No se los permito, sobre todo a los funcionarios, porque nunca hablaron de Jorge Julio López, no tienen nada que hacer», afirmó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

López diferenció el caso del artesano desaparecido en Chubut y el de su padre: «Son dos cosas similares pero no iguales. En el caso de mi viejo es presunta desaparición forzada (porque) nunca se pudo corroborar quiénes fueron. La desaparición forzada de Santiago fue en un acto de represión de la Gendarmería, una fuerza federal a cargo de Patricia Bullrich».

«Cuando una desaparición es forzada quiere decir que un miembro del Estado fue parte. En el caso de mi viejo no se pudo corroborar, la sospecha no me sirve», añadió.

Julio López desapareció en septiembre de 2006, luego de haber declarado debía declarar por última vez en el juicio que se llevaba a cabo contra Miguel Etchecolatz, su captor en los tiempos de la dictadura militar.