El gobierno de Axel Kicillof comenzará esta semana una negociación clave en torno al Presupuesto 2022 y la ley impositiva, que ingresarán este lunes a la Legislatura, pero también por los cambios a la ley de reelecciones que divide aguas tanto en el oficialismo como en la oposición.

La ley de leyes llegará al Parlamento bonaerense de la mano del ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, quien explicará ante los legisladores de la Comisión de Presupuesto e Impuestos los ejes del gasto proyectado para el año que viene y también de la ley impositiva que traería subas de los impuestos en línea con la inflación 2021 y con más carga para los contribuyentes de mayor poder adquisitivo. El tironeo en busca de los votos abrirá la puerta a una negociación más amplia en la que Juntos volverá a pedir discutir también los cargos vacantes en el Banco Provincia y en otros organismos del Estado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La negociación pasará, como cada año, por el reparto de los fondos para obras en los municipios tanto propios como ajenos. Los intendentes del Frente de Todos ya le adelantaron el pedido a Kicillof en la reunión ampliada que mantuvieron el miércoles en la Gobernación, la primera post elecciones. Le reclamaron «duplicar» y hasta «triplicar» el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), que este año fue de 12 mil millones. Ese fondo es clave para las comunas ya que está destinado a realizar obras chicas que son definidas por cada intendente y se ejecutan con más celeridad. El año pasado, la inyección de más recursos a ese fondo destrabó el Presupuesto.

Los recursos no son el único tema en debate con los intendentes peronistas. Tras la remontada del 14 de noviembre, los jefes comunales buscan también ganar «más protagonismo» en el gabinete por la puerta que abrió la incorporación de Martín Insaurralde como jefe de Gabinete y Leonardo Nardini como ministro de Infraestructura, como efecto colateral de la derrota en las PASO. El gobernador les adelantó que «tiene planes» para meter más cambios pero no habló de nombres. ¿Nuevos ministerios? El Presupuesto 2022 no los contemplará -ya que eso abriría otra negociación con la oposición por una nueva ley-, pero con el Presupuesto aprobado siempre se pueden luego reasignar las partidas necesarias.

La pulseada más importante, sin embargo, es la de la ley que limita las reelecciones y que les impedirá volver a presentarse a 91 intendentes del FdT y de Juntos en 2023. Kicillof siempre había esquivado el tema pero, tras el pedido de los intendentes del PJ, ahora dio señales para que se avance en la revisión de la norma en la Legislatura aunque aclaró que debe ser con el «mayor consenso» posible. La posibilidad más firme por ahora es cambiar el artículo que fija como primer mandato al de 2015, pese a que la ley fue sancionada en 2016. El argumento legal, entonces, sería que no se puede aplicar con retroactividad y que debería computarse como primer mandato el de 2019. Un parche que no cambiaría el espíritu de la ley que impide las reelecciones indefinidas.

Claro que antes habrá que llegar a un acuerdo dentro del oficialismo: hay intendentes a favor como Ariel Sujarchuk (Escobar), Mario Secco (Ensenada) y Gustavo Barrera (Villa Gesell) y en contra como Gustavo Menéndez (Merlo). El massismo, que impulsó esa ley junto a la exgobernadora María Eugenia Vidal, tampoco quiere cambiar la norma y ya bajó línea a sus legisladores. «El massismo impulsó esa ley y no va a borrar con el codo lo que escribió con la mano. Kicillof y los intendentes ya están avisados de que el FR no lo vota», señalaron a Tiempo fuentes del espacio.

Un panorama similar aparece en la oposición que, luego del 14 de noviembre, está ocupada en dirimir su propia interna. En los últimos días, Diego Santilli, Graciela Ocaña, Elisa Carrió y jefes comunales como Néstor Grindetti (Lanús) salieron a rechazar una nueva reelección para intendentes, legisladores, concejales y consejeros escolares. Sin embargo, otros dejaron la puerta abierta si se trata de revisar la retroactividad de la ley, como Diego Valenzuela (Tres de Febrero) o los radicales que debatieron el tema en el marco del Foro de la UCR que se juntó esta semana.

El oficialismo ya comenzó a buscar los votos en esas grietas. Necesitará un amplio acuerdo ya que, con la nueva composición y, pese a quedar empatado en el Senado, seguirá necesitando de la oposición para el quórum y para la mayoría simple o especial. Insaurralde será la figura clave de la negociación. De todos modos, cerca de Kicillof aclaran que la prioridad es la ley de leyes, pese al apuro de los intendentes. «No hay que mezclar las negociaciones», dicen y aseguran que el cambio a las re re se tratará «cuando se logren los acuerdos. ¿Qué apuro hay?». «

El pedido de licencia abre una puerta

El intendente de Vicente López, Jorge Macri, jurará esta semana como flamante ministro del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. El pedido de licencia en el cargo de intendente justo antes de que se cumplan los dos años de mandato le permitiría volver a presentarse en 2023, pese a que va por su tercer mandato.

Ocurre que la reglamentación de la Ley 14.836, que impide las reelecciones indefinidas, deja abierta una posibilidad de sortear la limitación al establecer que la prohibición «abarca a quienes habiendo sido reelectos en el mismo cargo para un segundo mandato consecutivo, hayan asumido sus funciones y ejercido por más de dos años, continuos o alternados».

Macri no es el único. En el Frente de Todos, ya son al menos 15 los intendentes que, ya sea por mudarse al Gabinete nacional, provincial o la Legislatura, podrán volver a postularse en 2023. Es el caso del ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis (San Martín); el de Desarrollo Social, Juan Zabaleta (Hurlingham); el de Hábitat, Jorge Ferraresi (Avellaneda); o el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde (Lomas de Zamora).