El gobernador Axel Kicillof presentó hoy un plan para sumar voluntarios que quieran realizar tareas de colaboración en cada barrio, en el marco de la pandemia, y aprovechó el anuncio para diferenciarse del gobierno porteño.  Se trata del programa “Bonaerenses solidarios y solidarias” que convoca a voluntarios mayores de 18 años -y que no pertenezcan ni convivan con grupos de riesgo- que quieran sumarse a ayudar en comedores, merenderos y barrios populares; a monitorear precios y abastecimiento de productos; a brindar acompañamiento en casos de violencia de género, y a colaborar en centros de aislamiento de enfermos con sintomatología leve, aunque sin contacto directo con los pacientes.

En conferencia de prensa, el gobernador indicó que “hay muchas ganas de ayudar, pero esas tareas tienen que estar encuadradas dentro de protocolos muy estrictos y obedecer a determinadas restricciones”. La coordinación estará en manos de la Vicegobernación, la Jefatura de Gabinete y de los ministerios de Desarrollo de la Comunidad y de Salud.

El objetivo del gobierno es coordinar y potenciar el trabajo que ya existe en el marco de la pandemia, con especial foco en la llegada a cada barrio y del que ya participan las organizaciones sociales y políticas. La idea es crear una red que tenga fuerte anclaje territorial, al estilo de lo que fueron las “manzaneras” durante la gobernación de Eduardo Duhalde y, de hecho, el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, sumó a trabajar ad honorem a la ex senadora Hilda “Chiche” Duhalde para capitalizar su experiencia en la materia.

El ministro de Salud, Daniel Gollán, explicó en la presentación que el programa responde a una nueva fase del abordaje epidemiológico donde se van a reforzar las alertas tempranas. “Vamos a pasar a una etapa de mayor vigilancia sanitaria más proactiva, casa por casa, barrio por barrio”, explicó.

Quienes deseen sumarse no podrán tener antecedentes penales, deberán contar con domicilio en la provincia de Buenos Aires y no ser parte de grupos de riesgo ni compartir domicilio con personas comprendidas en esos grupos. Además no deben haber viajado al exterior ni tenido contacto con personas que puedan haber sido afectadas por el COVID-19. Tampoco deben haber presentado ningún síntoma asociado a la enfermedad en los últimos 14 días. Los interesados pueden anotarse en: https://provinciasolidaria.gba 

Diferencias con Larreta


Kicillof aprovechó la conferencia para diferenciarse del Gobierno porteño por el crecimiento de casos de coronavirus en las villas de la Ciudad de Buenos Aires y remarcó que en la Provincia la vigilancia de casos se realiza “desde el inicio de la pandemia”. “Quiero hablar de la situación de los barrios populares en la provincia. Hoy leía en algunos diarios de amplia circulación que era un problema. Quiero dejar en claro lo que ocurre: en la Ciudad de Buenos Aires ha habido un crecimiento exponencial de casos, sucedió en la Ciudad, que quedó más expuesta al foco inicial”, dijo Kicillof.

El mandatario habló de las diferencias que separan su gestión de la de Larreta y habló del abordaje sanitario. “En la provincia somos un continuo demográfico y es cierto que hay cuestiones en común pero también fuertes diferencias. Y no se trata de una cuestión política entre dirigentes sino de cuestiones estructurales. Por eso debemos actuar de manera distinta. La vigilancia en los barrios populares la venimos haciendo hace muchísimo tiempo en la provincia, desde el inicio de la pandemia, por eso quizás no hemos tenido grandes brotes ni contagios”, sostuvo.

En esa línea, Gollán precisó que en territorio bonaerense “la curva de contagios está muy aplanada”. Recordó que en el marco del operativo Detectar en Quilmes y San Vicente “de 10 mil casos relevados solo uno dio positivo” y se mostró preocupado por lo que ocurre en CABA.

“Estamos preocupados por lo que sucede en las villas y asentamientos populares de la Ciudad de Buenos Aires. De cada 10 personas que están testeando en esos barrios 9 dan positivo. Esos barrios no son compartimientos estancos, de esos barrios salen personas que van a trabajar. Y potencialmente esas personas pueden llegar a venir al conurbano”, dijo Gollán. Y añadió: “Tenemos que reforzar nuestro sistema de alerta temprana, estamos viendo que el sistema está funcionando bien, pero tenemos que estar un paso delante de las circunstancias”.