Máximo Kirchner, quinto candidato a diputado nacional, le pidió al gobierno la mayor de las tranquilidades para poder llevar una campaña limpia, lejos de la agresividad y cerca de las propuestas, como los argentinos, piensen como piensen, necesitan.

“Hemos construido una unidad fundamentalmente por aquellos y aquellas que han perdido su trabajo, por aquellos y aquellas que tienen miedo a perderlo, por aquellos que han dejado de arreglar su casa, por los que han visto que las vacaciones se han vuelto muy alejad9o y fundamental que han cambiado un vaso de leche por un vaso de agua”, dijo el diputado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Si no se trata de construir lo que fue, se trata de construir lo que viene. Esta victoria es punto de reencuentro entre muchas y muchos de nosotros. Que es el reencuentro que quieren tener muchos argentinos y muchas argentinas a lo largo del país. Es por quien tenemos acá”, dijo en referencia a Sergio Massa.

A su turno, el candidato a gobernador, que se impuso por casi 18 puntos porcentuales a María Eugenia Vidal, Axel Kicillof, dijo: «Esta ha sido una campaña muy desigual. Lo importante y lo que a mí me llena de orgullo y es el gran mensaje que tenemos para esta noche, que en esta campaña no se gastaron millones para publicidad, no se agredió. Fue una campaña que contó con muchísimas ayuda, en la que todos aprendimos muchísimo».

El candidato a gobernador agradeció a Cristina Kirchner, Alberto Fernández y Verónica Magario, en ese orden, por el tiempo de campaña que compartieron. «La mayoría de los bonaerenses quieren una provincia distinta, con otras prioridades. Quieren ponerla en marcha».