Los anuncios realizados por el presidente de la nación, Mauricio Macri, no cayeron bien ni en la CGT ni en los movimientos sociales. Incluso antes de que se conociera el trazo fino del ajuste uno de los secretario Generales de la CGT, Juan Carlos Schmid, sentenció que las medidas de fuerza se podrìan multiplicar y adelantar.

En declaraciones radiales Schmid consideró que las medidas que toma el Gobierno son “complicadas” y “contrarias” a los intereses de los trabajadores. En ese contexto advirtió que el país está en un “momento lleno de incertidumbre”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En tanto, otro de los triunviros, Héctor Daer, se refirió a la desaparición de ministerio de Trabajo. “Es volver a la década infame”, disparó y agregó: “Están convencidos que el camino es más ajuste porque sólo piensan en mejorar el escenario para los que especulan”.

Desde los movimientos sociales cuestionaron la totalidad del mensaje presidencial y anunciaron una movilización para el próximo jueves.

“No entendemos a quienes le habla. Parece un discurso fuera de tiempo y lugar. No fue más que edulcorar el ajuste, el fracaso económico y el aumento de la pobreza. Por otra parte, las medidas para los programas sociales estaban anunciadas hace dos meses, y con eso no alcanza porque la inflación es imparable. Se necesita un aumento de emergencia del 100 por ciento para AUH, jubilaciones mínimas y programas de empleo. Por eso, el jueves nos movilizamos en todas las sedes de ANSES del país y seguimos con el plan de lucha anunciado para todo septiembre”, remarcó Gildo Onorato, dirigente de CTEP y del Movimiento Evita.