“Los detuvieron porque alguien hizo una denuncia anónima. Como viene esto del G20 quieren hacer revuelo. Mi primo tiene un arma del bisabuelo para cazar, pero los dos son pibes divinos que no tienen nada que ver. Tenemos parientes en el Líbano, pero primero somos argentinos”. Cristian Amodou, primo de los dos jóvenes detenidos en la noche del jueves por supuestos vínculos con Hezbollah, cuestionó esta mañana el operativo y denunció persecución.

Las detenciones de Axel Abraham Salomón y Kevin Abraham Salomón, de 25 y 23 años respectivamente, se produjeron por un mail anónimo que llegó a la DAIA y que el organismo presentó ante la Justicia. “Nos persiguen por ser musulmanes”, declararon los vecinos de los detenidos.

La DAIA comunicó la recepción del mensaje en enero, pero el juez federal Sebastián Ramos ordenó a la Policía Federal allanar la vivienda de la calle Chivilcoy al 400 en el porteño barrio de Floresta recién el 15 de noviembre. Como resultado del operativo se secuestró armamento, que la familia Salomón aduce que pertenecía al bisabuelo. Este viernes, el magistrado rechazó la excarcelación de ambos jóvenes. 

También podés leer: Anarquistas, los apuntados por el gobierno para agitar la seguridad de la Cumbre

La Gendarmería Nacional y la Policía de Seguridad Aeroportuaria continuaron los procedimientos este viernes a la mañana en un departamento de Emilio Lamarca 405, en el barrio de Floresta. En este caso, el juez de Lomas de Zamora Alberto Santa Marin estuvo a cargo del operativo.

Familiares de los detenidos se agruparon frente al edificio. Una de las personas, que se identificó como tío de los hermanos Salomón, afirmó azorado: “Lo que se dice no es cierto; este es un allanamiento que no tiene sentido, no entiendo cuál es el pecado de visitar a nuestros parientes del Líbano”.

El sheij (clérigo) Moshen Ali, un referente de la comunidad musulmana argentina y que conoce a los hermanos Salomón, fue entrevistado por C5N. Moshen Ali no dudó un instante en sostener la inocencia de los jóvenes, y expresó que se da en un contexto de estigmatización de la colectividad musulmana: “Se ha abierto la temporada de caza del musulmán en Argentina. Hoy a la mañana allanaron la casa de otro chiquito sin ningún fundamento. Esta caza de musulmanes a la que estamos asistiendo, la vivimos con asombro, con dolor con estupor. Jamás hubiéramos imaginado que involucraran a chicos de esta edad, inocentes de inocencia absoluta. Acusados de viajar a Medio Oriente, cuando ellos viajaron a Líbano a hacer un curso religioso”.


También podés leer: G20: Bullrich le aconsejó a los porteños que se vayan de la Ciudad

Además aseguró que “no hay justicia en Argentina” y comparó la las carabinas de la primera mitad del siglo pasado con cartuchos con pólvora vencida con la situación del supermercadista Coto: “A Coto le encontraron un arsenal con armas de destrucción, de guerra, y la causa está dormida. Tenemos causas armadas en base a fotocopia de cuadernos que nunca se han encontrado, independientemente de la ideología que tenga cada uno. Vemos cómo se arman causas en Argentina. Y ahora agarran a estos chicos como perejiles para montar una andamiaje como si estuvieran haciendo algo para la reunión del G20 y tapar la vergonzosa actitud del Senado que votó el presupuesto contra los intereses del pueblo. Así distraer la atención, y poner el foco en el colectivo religioso y de origen árabe que lo único que le ha dado al país son frutos de bien”.

El sheij Moshen Ali en el programa conducido por María Belén Aramburu señaló a la DAIA como responsable de traer “los conflictos del Oriente Medio acá”. El clérigo puntualizó que “la denuncia es de enero de 2018, entonces uno se pregunta, si los servicios de inteligencia no tuvieron tiempo de investigar a estos chicos que son completamente inocentes. Han tenido diez meses para investigar. Han elegido el momento donde se aprueba un presupuesto que es contrario a los intereses del pueblo, tenemos al G20, que son los verdaderos terroristas, los que fomentan las guerras, la ocupación de otros países. ¿Con qué autoridad moral los EE.UU. hablan de terrorismo?”.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, expresó en radio La Red que las dos personas detenidas el miércoles por orden del juez Rodolfo Canicoba Corral poseen vínculos con Hezbollah. La ministra relató que se está investigando su participación en un intento de ataque a la Embajada de los Estados Unidos en Colombia.