El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, cuestionaron este viernes la decisión de la Corte Suprema de no revisar la condena al exvicepresidente Amado Boudou en la causa Ciccone. En ese contexto, se realiza en el Palacio de Tribunales, sede del máximo tribunal, un “abrazo solidario”.

«Causas armadas, sentencias truchas, testigos falsos. Nada justo puede resultar de eso», publicó el mandatario bonaerense en su cuenta de Twitter y agregó: «Necesitamos justicia. Basta de persecución política. Se tiene que acabar el ‘lawfare’. #ConAmadoNo».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Antes había sido Larroque quien había cargado contra el fallo de la Corte que declaró «inadmisible» el recurso de queja que presentó la defensa de Boudou al negársele el recurso extraordinario.

También podés leer: La Corte Suprema confirmó la condena a Boudou en la causa Ciccone

“Es imposible dejar de pensar de que detrás de esto haya una especie de venganza de un sector económico que jamás le va a perdonar a Boudou que haya recuperado los recursos de trabajadores para el Estado», dijo Larroque en declaraciones a El Destape Radio.

Para el ministro bonaerense, se trata de «un fallo bastante inaudito porque estamos hablando de un exvicepresidente, de una causa plagada de irregularidades, y de un proceso muy complejo que vivió el Poder Judicial durante los últimos cuatro años con las irregularidades públicas y notorias que todos vimos».

«Es un fallo evidentemente político y es un problema porque claramente la Corte se saca el tema de encima sin mayores argumentos y eso redunda en un problema para la sociedad y para el Poder Judicial en materia de credibilidad», destacó.

Larroque puntualizó: «para nosotros, Amado es un compañero tremendamente valioso, recuperamos el sistema jubilatorio, por supuesto por decisión de Néstor y Cristina, pero impulsado en el deseo de que el sistema sea recuperado por el Estado a raíz de una propuesta de Boudou».

Organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos realizan este viernes en Tribunales un «abrazo solidario» en apoyo al exvicepresidente.

El encuentro, convocado para las 13 en el Palacio de Justicia porteño, donde funciona el máximo tribunal, fue convocado por la Liga Argentina por los Derechos Humanos, ATE Capital y Curas en Opción por los Pobres, que encabeza el padre Francisco «Paco» Oliveira, junto a otras organizaciones.

«No esperaremos a que el juez le revoque o no la prisión domiciliaria. La mejor manera de apoyar a nuestro Gobierno nacional y popular es combatiendo el lawfare que tanto daña la democracia», indicaron los organizadores en un comunicado.

Adhirieron a la convocatoria Curas en Opción Por los Pobres, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), Movimiento Ecuménico por los DDHH y Familiares de Desaparecidos y Detenidos por razones políticas, entre otras organizaciones.