La guía elaborada para debatir sobre el ataque que sufrió la vicepresidenta Cristina Kirchner y los discursos de odio en las escuelas secundarias bonaerenses generó polémica. Los legisladores de Juntos repudiaron el cuadernillo que fue emitido por una región educativa y denunciaron «adoctrinamiento». El gobernador Axel Kicillof rechazó que haya un «uso político» y el director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni, sostuvo que la oposición «no leyó el documento».

El cuadernillo que volvió a exponer la grieta entre oficialismo y oposición fue elaborado por la Jefatura de la Región Educativa N° 25 de Olavarría -que comprende a los distritos de Azul, Bolívar, Olavarría y Tapalqué- para que las y los docentes trabajen en el aula sobre el Día Internacional de la Democracia, que se celebra el 15 de septiembre, y en ese marco reflexionen sobre el intento de magnicidio de la vicepresidenta ocurrido el 1° de septiembre. El documento sugiere el análisis de una viñeta del dibujante Miguel Rep, que indica: «Yo Odio, Tú Odias, El Odia, Nosotros Odiamos, Vosotros Odiáis, Él Gatilla».

Repudio al repudio

El documento generó el repudio inmediato de los diputados y senadores bonaerenses de Juntos. En un comunicado titulado «No vamos a permitir el adoctrinamiento en las escuelas», los bloques del PRO en la Legislatura bonaerense y en el Congreso Nacional manifestaron su «profunda preocupación» por el abordaje del tema en las aulas y advirtieron que se trata de «una bajada de línea» articulada con el discurso del kirchnerismo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Vemos con alarma expresiones, tanto de las máximas autoridades educativas provinciales como de la agrupación político-sindical que domina la estructura de la Dirección General de Cultura y Educación, asociando directa y aviesamente los supuestos discursos de odio con figuras de la oposición y sus espacios políticos, con los medios de comunicación críticos, con la justicia. Una bajada de línea perfectamente articulada con el discurso elegido por el kirchnerismo», sostuvieron los legisladores.

«Una cosa es trabajar en pos de una convivencia pacífica y plural, otra muy distinta es señalar voces críticas como instigadores de un delito aberrante. Actuar de ese modo es una actitud anti democrática y autoritaria», agregaron y cerraron: «El adoctrinamiento a los chicos es la escuela del odio. No lo vamos a permitir».

Respaldo de Kicillof

Desde el gobierno provincial salieron a defender la guía y rechazaron que haya intento de adoctrinar. Tras el acto de inauguración del nuevo edificio de la Escuela Secundaria N°9 y Escuela Primaria 25 en Magdalena, el gobernador Axel Kicillof rechazó que haya un «uso partidario».

«Sobre el cuadernillo de la polémica la verdad todavía no lo vi, vi unos recortes que me pareció que no eran del partido, no hablaban ni del peronismo, ni del radicalismo ni del PRO, no hablaban de un uso partidario, sí hablaba de odio, yo creo que lo que pasa tiene que ver con el odio», señaló ante la consulta de la prensa. Y agregó: «Algunos no quieren usar esa palabra pero ¿cómo lo vamos a llamar? Violencia, odio… Busquenlé otra palabra pero que tenga alguna gravedad porque la tuvo».

También pidió reflexionar y dimensionar el intento de magnicidio ocurrido el jueves pasado. «Lo que pasó es algo muy extremo. La muerte de la vicepresidenta fue una posibilidad y creo que hay que llamar a reflexionar. Requiere una condena unánime y una sensibilidad mayor», resaltó.

Para Sileoni la oposición «sobreactúa»

El director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni, por su parte, sostuvo que «no hay tal adoctrinamiento» y que la oposición «sobreactúa». «Creo que la gran mayoría, sino todos, no han leído el documento. Es un documento muy respetuoso y habla del día de la democracia que no lo inventó Cristina que es una efeméride de la ONU. Habla del día contra todo discurso de odio», aclaró.

El titular de la cartera educativa sostuvo que la escuela «tiene la obligación» de abordar el tema, porque así lo fijan tanto la ley provincial como nacional de Educación, y que el quid de la discusión es otro y está relacionado con la dimensión del intento de magnicidio ocurrido hace una semana.

«El corazón de la discusión es la naturaleza de lo que pasó el 1° de septiembre. Para nosotros ahí rozamos un límite y, para otros, fue un sencillo acto delicitivo. No lo es: se atentó contra la vicepresidenta y todos los argentinos vieron por TV», remarcó.

Por último, apuntó que las denuncias de la oposición, que dijo que también «son agitadas» por grupos de padres, «generan temor y lo que buscan es silenciar». «Mientras hablan de adoctrinamiento no hablan de la escuela 102 que acaba de inaugurar esta gestión y del aumento que el lunes le dio a los trabajadores docentes», cerró.