El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, destacó este miércoles el “camino de equiparación salarial” de la Policía bonaerense que impulsa su gestión y sostuvo que el Gobierno anterior “se llenó la boca con el discurso de la seguridad”, pero “no hizo nada de lo que prometieron”.

Tras desafectar a más de 400 efectivos que participaron de las protestas el año pasado, el mandatario landó una advertencia en el marco de un nuevo reclamo impulsado para este jueves desde redes sociales: “Va a llevar tiempo, pero vamos a equiparar salarios. Estamos haciendo lo que prometimos. Sólo les pedimos la misma conducta a nuestra fuerza policial. Dentro de la ley, todo. Fuera de la ley, nada”, aseguró.

“En medio de la pandemia, anunciamos la equiparación de los salarios con los sueldos federales. No es que lo dijimos, lo realizamos y nos propusimos un camino de recuperación salarial”, agregó.

En el acto estuvo acompañado por el ministro de Seguridad, Sergio Berni, quien apuntó contra quienes impulsan este nuevo reclamo con el objetivo de “disputar una caja millonaria” con la sindicalización de la fuerza de seguridad.

“Intentan, bajo la excusa de que están preocupados por las condiciones de trabajo de nuestros hombres y mujeres de la provincia, generar un tipo de rebeldía. Están disputando una enorme caja millonaria”, dijo Berni y agregó: “Basándose en el anonimato y en las redes sociales intentan empujar a desafiar y violar nuestra Constitución”.

“Acá no se discuten las condiciones sino la plata de una supuesta sindicalización que sale del bolsillo de policías que salen todos los días a trabajar”, sostuvo.